By 90Min
March 08, 2019

La Copa Argentina tuvo la mayor de sus sorpresas: Real Pilar, club de la Primera D con apenas dos años de existencia, venció 1-0 a Vélez Sarsfield, elenco de Primera División que supo ser campeón del mundo.

El conjunto dirigido por Tomás Arrotea logró convertir el gol en el primer tiempo y luego supo aguantar las reiteradas embestidas del Fortín, pero entre el terreno de Temperley en muy malas condiciones por la lluvia y el gran nivel del arquero Tomás Sultani se sostuvo la victoria del Monarca.

Tras el histórico resultado, el propio entrenador tomó la palabra y dio a conocer algunas de las historias de vida de sus futbolistas, que se ven en la necesidad de trabajar de otra cosa para poder llevarles dinero a sus familias, ya que lo que cobran en el club no les alcanza.


 "Hay empleados de supermercados, choferes de Uber y pescaderos, entre otros. Sus trabajos hacen que el descanso no sea óptimo, y esa es la principal diferencia con un jugador profesional que vive al 100% de eso", aseguró.

"El fútbol es entrenamiento, alimentación y descanso. El entrenamiento lo podemos igualar en el día a día, lo que es descanso es muy poco y la alimentación, por el poco descanso, siempre es mala. Los equipos de Primera naturalmente son buenos en lo físico, más el entrenamiento que tienen, había que poner un plus y lo hicimos", finalizó.

You May Like