By 90Min
March 15, 2019

El atacante chileno, Nicolás Castillo, mostró su enfado al salir de cambio para dar entrada a Henry Martín en el duelo de los Cuartos de Final de la Copa MX, debido a la sequía goleadora por la que atraviesa.

El nuevo refuerzo de América tuvo tres oportunidades claras durante el Clásico Nacional, que por centímetros se fueron desviadas. El futbolista de 26 años fue el primer cambio de Miguel Herrera y al dirigirse al banquillo mostró su rabia con manotazos y patadas.

"No estoy precipitado, salí enojado porque no estoy en mi mejor nivel pero me toca correr, presionar al rival y lo están aprovechando muy bien”. Además, agregó que esto le ayudará a seguir trabajando para que lleguen los goles. 

“Uno tiene que seguir trabajando y esforzándose porque las cosas van a llegar, uno se debe a esto y las cosas van a mejorar”, aseveró el andino.



La última ocasión en la que Castillo se hizo presente en el marcador fue en la Jornada 8 de la Liga MX frente a Lobos BUAP, donde logró un doblete.

La molestia fue vista por el estratega azulcrema, quien manifestó que "Nico" cuenta con su apoyo y entiende la frustración por la que puede estar atravesando al tener la pólvora mojada y sobre todo en un partido de la relevancia como un Águilas frente a las Chivas.

“Le hemos dicho que se tranquilice. Sabe que es goleador. Está ahí, patea a gol, pero no le sale en dirección correcta. Lo respaldamos, tiene el apoyo de sus compañeros y tiene recambio; Henry entra y hace buena labor, como cuando lo pongo de inicio”, indicó el "Piojo".


Manuel Velasquez/GettyImages


Sin embargo, los aficionados del cuadro 13 veces campeón del fútbol mexicano no tienen de que preocuparse, pues el propio jugador aclaró la situación.

You May Like