Hace poco más de 24 horas que conocimos cuáles serían los enfrentamientos de los cuartos de final de la Champions League y desde los diferentes clubes llegan declaraciones de sus técnicos o jugadores sobre la suerte de cada uno de ellos. Pep Guardiola aprovechaba su rueda de prensa de ayer para tirarle un palo a España con su típico toque independentista y el técnico de su máximo rival en la ciudad de Manchester, Ole Gunnar Solskjaer, ha admitido que prefiere disputar el partido de vuelta frente al FC Barcelona a domicilio.

paris-saint-germain-v-manchester-united-uefa-champions-league-round-of-16-second-leg-5c8ce11a26f4246ae6000001.jpg

United y City se vieron envueltos el día de ayer en un pequeño problema, pues ambos salieron en segundo lugar en sus enfrentamientos, por lo que jugarían la vuelta en casa. La UEFA decidió invertir el orden en una de las eliminatorias a fin de evitar que la ciudad de Manchester acogiese en dos días sendos partidos tan trascendentales. Los 'citizens' mantuvieron la vuelta en el Etihad mientras que los 'red devils' tendrán que viajar al Camp Nou para, presumiblemente, decidir quien se convierte en semifinalista.

El entrenador noruego había reconocido poco antes del sorteo para las cámaras del club que sus amigos le habían dicho que este año volverían a alzar la 'Orejona' pues se cumplen 20 años de la última vez que la levantaron. El 20 era también el dorsal de Solskjaer aquel año y él fue el protagonista con el gol que culminó la remontada al Bayern Munich en el Camp Nou.

Nada más conocerse el rival del Manchester United en el sorteo, el club publicó en sus redes el vídeo con las palabras del noruego y posteriormente Solskjaer ha admitido que “probablemente sea diferente al 99,9% de entrenadores. Si puedes sacar un resultado decente en casa, podemos ir a domicilio y superar a cualquiera como hicimos en París”. La verdad que no tiene un mal precedente pero el FC Barcelona es otro rollo, sin embargo, afirma que tienen ganas de que llegue el cruce.