Tras una excelente temporada, Racing se consagró campeón de la Superliga. Los dirigidos por Eduardo Coudet no dejaron lugar a dudas, lideraron durante todo el certamen y fueron justos vencedores.

Hubo tiempo para disfrutar, pero también estuvo presente la polémica. Ricardo Centurión, que fue apartado del plantel por empujar a Eduardo Coudet en el Monumental, no estuvo invitado a los festejos en el Cilindro. Cuando lo mencionaron, los hinchas le dieron la espalda y lo chiflaron.

Ahora, el jugador rompió el silencio en el programa de Mirtha Legrand y habló de todo. "No me invitaron, pero me considero parte importante del campeonato. Me abuchearon, sí, y me sentí dolido", comenzó diciendo.

"Fue decisión del entrenador y del manager. El presidente (por Víctor Blanco) fue el que más quiso que yo esté en el grupo, pero de la otra parte no quisieron", agregó y dejó en claro su enojo con Eduardo Coudet y con Diego Milito.

Por último, terminó con las especulaciones y afirmó que su ciclo en Racing está terminado. "Es un momento para irme y estar tranquilo", declaró. Su futuro podría estar en el Fenerbahce de Turquía, aunque también llegarías nuevas ofertas en los próximos días. Una historia que no tuvo final feliz.