By 90Min
May 02, 2019

Este miércoles se conoció al nuevo campeón de la Liga de Campeones de CONCACAF, siendo Rayados de Monterrey el que tomó la batuta que dejó Chivas, luego de empatar 1-1 en el Estadio BBVA Bancomer pero llevándose el global 2-1 ante los Tigres.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!



El duelo fue bastante ríspido, con unos felinos a los que les faltó imaginación pues no pudieron inquietar por mucho el arco de Marcelo Barovero, perdiendo así su tercera final de Concachampions.

Aquí lo bueno, malo y feo del encuentro:


Lo bueno

Nico Sánchez, el central argentino se terminó convirtiendo en el héroe del Clásico Regio pues anotó de cabeza en la Ida y ahora en la Vuelta repitió la dosis por la vía de los 11 pasos, no sólo eso, sino que también defendió correctamente e hizo ver mal a la delantera felina, con lo cual se llevó la distinción del Mejor Jugador del Torneo. Por si esto no fuera suficiente, el defensor se convirtió en el segundo máximo anotador de La Pandilla en Clásicos Regios, empatando la marca de su compatriota Guillermo Franco con cinco.



La atajada del Trapito a André-Pierre Gignac fue para ponerse de pie y aplaudir. Cuando el francés conectó de cabeza la redonda todo parecía que se incrustaría en la parte inferior derecha pero increíblemente el guardameta alcanzó a dar un manotazo para evitar el empate en el primer aviso del europeo. Asimismo, se hizo con el palmarés de Mejor Portero de la Liga de Campeones 2019.



El eufórico festejo de Diego Alonso. El técnico uruguayo ganó su segunda Concachampions desde el banquillo, pues cuando dirigía a los Tuzos del Pachuca también se impuso a los hombres de Ricardo Ferretti. Su emoción fue tan grande que llamó la atención de las cámaras pues gritó como nadie en el estadio. Asimismo, la afición del cuadro local se comportó a la altura y aplaudió el esfuerzo del rival pese a la gran rivalidad.



La revancha de Monterrey y el tetracampeonato de Concachampions. Luego de haber perdido hace año y medio la final de Liga MX ante la UANL en su propio campo, esta vez La Pandilla pudo cobrar venganza aunque en una competencia internacional que brinda el boleto al Mundial de Clubes, siendo esta la cuarta vez que acudirán.



La anotación de Gignac. El francés demostró que es el hombre peligroso de la escuadra felina pues con su ingreso mejoraron a la ofensiva, le detuvieron un gran cabezazo pero después pudo concretar un tanto con una media tijera, siendo así el primer gol que le hace al Trapito, además dio esperanzas de una igualada.



Lo malo

Carlos Salcedo. Sin duda alguna no fue el día del central mexicano pues erró pases en la salida, uno incluso estuvo a punto de terminar en gol, además estuvo a nada de hacer un autogol de no haber sido por la intervención de Nahuel Guzmán.



La falta de Luis Rodríguez. El Chaka estaba dando un buen partido, sin embargo, terminó convirtiéndose en villano al cometer un penal sobre Rodolfo Pizarro, lo cual le daría la ventaja a los locales, la cual ya nunca perdieron.


La nula efectividad de la ofensiva universitaria, pues en la Ida no tuvieron un buen accionar y en la vuelta nuevamente se vieron mal, fue hasta el segundo tiempo con el ingreso de Gignac, Javier Aquino y Lucas Zelarayán que se vieron un poco más peligrosos y consiguieron una diana que daba esperanzas de igualar.



Layún a la defensiva. El lateral fue factor para el tanto de los pupilos del Tuca pues cuando Nico se encontraba fuera del campo por un corte, se recorrió la defensa pero en un centro midió mal y le dio libertad a Dedé para descontar en el global.



Lo feo

Con esta derrota, los de San Nicolás de los Garza sumaron tres finales perdidas en el certamen de la CONCACAF, cayendo antes con América y Pachuca, ahora con su acérrimo rival, por lo tanto, todavía tendrán pendiente hacerse con un título internacional que se les sigue negando desde hace mucho.



Por momentos el encuentro careció de emoción al ver a un Rayados que defendía la ventaja y un Tigres que no estuvo certero, ya que su ofensiva no pesó ante la buena actuación de la zaga albiazul.



Casi al final se arma un conato de bronca porque la banca felina aventó un balón pero Ferretti alcanzó a calmar a sus jugadores; sin embargo, cuando los visitantes estaban observando la coronación, Nahuel Guzmán encaró a Layún, volviendo a demostrar que es un mal perdedor.




You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)