Derrota del FC Barcelona ante el Celta de Vigo en Balaidos. El equipo de Valverde, con un XI plagado de suplentes, no se jugaba nada y cayó finalmente derrotado. Comenzó bien, jugando un buen fútbol, pero la falta de gol y el empuje del Celta, que se jugaba no descender, acabó decantando la balanza del lado gallego.

fc-barcelona-v-cultural-leonesa-copa-del-rey-fourth-round-5ccdfc08a0da8d915c000001.jpg

Lo bueno: Riqui Puig

Dentro del partido gris oscuro, el canterano es la nota de color. No se ha amilanado pese a su edad y poca experiencia al más alto nivel y ha ofrecido un buen rendimiento. Ha conectado junto con sus compañeros en el centro del campo y se le ha visto implicado en labores defensivas. Pese haber provocado el penalti, el lateral diestro Wague también ha tenido una actuación mencionable.

fbl-esp-liga-celta-barcelona-5ccdfc38a0da8d9468000001.jpg

Lo feo: Sin titulares no hay paraíso

Aunque lo ganen todo, el Barça va a tener que hacer una renovación importante en la plantilla. No tiene banquillo. Es cierto que el partido no tenía interés, pero salvo los canteranos y Cillessen, ninguno de los demás jugadores ha hecho méritos como para vestir la camiseta del Barça.

fbl-esp-liga-celta-barcelona-5ccdfc66a0da8d7f5c000001.jpg

Lo malo: Dembélé lesionado

El jugador francés duró cinco minutos en el terreno de juego. Según desveló el club, el extremo sufrió un pinchazo en los isquiotibiales y habrá que hacerle más pruebas. Se perderá casi con seguridad el partido ante el Liverpool.