By 90Min
May 08, 2019

Este tenía que volver a ser su año. Con la Juventus fuera de la Champions antes de lo previsto, con un Luka Modric que para nada está siendo el del mundial, y con su ritmo anotador que la va a llevar directamente a otra Bota de Oro parece que el camino se despejaba para que Leo Messi se alzara con su sexto Balón de Oro. Pero a veces no basta con ser el mejor de la historia para ser el mejor jugador del año, ni con llamarte Leo Messi para alcanzar una final de Champions.


El argentino se disolvió en Anfield como un azucarillo y aunque el poco ataque del Barça pasó por sus botas el mejor jugador no puede desaparecer como lo hizo ayer. Ante el Liverpool no hubo ni rastro del Messi que guió al Barcelona a semifinales ante el United, ni del Messi que dejó el pase encarrilado en el Camp Nou ante el Liverpool y ante el que tantas veces nos hemos puesto a sus pies. Ayer Messi fue uno más y en las grandes citas te da una de cal y otra de arena. Tan pronto te clava una falta por la escuadra como falla una ocasión por querer adornarse.

Shaun Botterill/GettyImages

Messi no es el único responsable de la eliminación del Barcelona, pero cuando eres el mejor tienes que demostrarlo ante los grandes equipos y más si quieres alzarte con el Balón de Oro. Para muchos el crack argentino es el mejor jugador de la historia, sus records no se los va a quitar nadie y pasarán muchos años hasta que veamos a un jugador que se asemeje a él, pero a veces eso no es suficiente cuando quieres ser el mejor jugador del año y más con la competencia que hay. Una montaña de arena puede desmoronarse con un soplo de viento y los pasos que el crack argentino ha dado para recuperar el Balón de Oro los ha perdido en un sólo partido. Su actuación en Anfield es el mejor ejemplo de cómo perder un trofeo y si ya el partido de Roma ha estado muy presente en su memoria a lo largo de la temporada ahora tendrá que sumarle la losa de Liverpool. Si por cada partido disputado se asignasen y se restasen puntos para el Balón de Oro, con su actuación de ayer el jugador argentino habría quedado en números rojos.


Y lo peor no es que Messi haya echado por tierra parte de su trabajo personal en un sólo partido sino que los fracasos son más difíciles de olvidar que los éxitos, y el jugador azulgrana ya acumula una larga lista de grandes partidos en los que no es el líder que el equipo necesita y que los aficionados esperaban. Su golazo de falta en el Camp Nou ha quedado eclipsado por su pobre actuación en Liverpool, y ya se apara bien o para mal al Champions es una competición que marca el resultado de una temporada.


La mejor noticia para Messi en su carrera por el Balón de Oro es que sus competidores tampoco están haciendo una temporada brillante, pero lo que podía haber sido un nuevo triunfo para él ahora se ha convertido en una carrera desde cero. Si Messi no quiere perder más opciones para volver a ser coronado como el mejor jugador del mundo ya sabe que no puede repetir partidos como el de Anfield.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)