By 90Min
May 08, 2019

El conjunto azulgrana sucumbió en Anfield ante un Liverpool que engulló al equipo de Valverde de principio a fin, sin que el entrenador supiera reaccionar en ningún momento. El técnico extremeño, que contaba con todos sus titulares a excepción de la baja de Dembélé, apostó de nuevo por la misma alineación de la ida, donde el Barça, a pesar de ganar por 3-0, mostró síntomas de debilidad ante los ataques de los 'reds'.

OLI SCARFF/GettyImages

En entrenador español, ya campeón de LaLiga por segundo año consecutivo y en la final de la Copa, tenía todo a favor para clasificar a su equipo tras el 3-0 de la ida. El mismo Valverde declaró en la rueda de prensa previa a las semifinales que afrontaban el partido sin tener en cuenta la ida. Y así fue. Afrontó el partido con los mismos jugadores y el mismo sistema, un 4-3-3 que ya en el Camp Nou se vio desbordado por las incorporaciones de Robertson y Arnold por las bandas.

Solo cuando introdujo a Semedo por Coutinho pudo frenar el ímpetu rival. Parece que el preparador no aprendió del partido de ida y alineó de nuevo al brasileño, cuya actuación volvió a ser intrascendente y condenó al Barça prácticamente a jugar con 10 jugadores. Es incomprensible que siga alineando a Coutinho, y más en un partido de tal trascendencia.

PAUL ELLIS/GettyImages


Los fantasmas de Roma aumentaban según se sucedían los goles en Anfield, que dejaban a Valverde en evidencia, incapaz un año más de cambiar el rumbo del partido y abocando a su equipo al precipicio ante un Liverpool debilitado por la baja de Firmino y Salah. Es inadmisible que el club catalán se quede un año más sin ganar en la máxima competición europea y sin llegar si quiera a la final con el mejor jugador del mundo en sus filas.

El crédito de Valverde se ha terminado. Sus títulos nacionales quedan ensombrecidos por un nuevo fracaso en Champions League. El equipo es incapaz de rendir fuera de casa en Europa y lo paga con goleadas. Un reflejo es el cuarto gol de Origi que acabó por sentenciar la eliminatoria. Con toda la defensa mirando, Arnold saca raso el córner para Origi que remata solo mientras los jugadores del Barça ni siquiera se enteran del saque.

OLI SCARFF/GettyImages

El baño táctico de Klopp, con un Liverpool dominador en el total de los 180 minutos deja en evidencia a Valverde. Tras dos temporadas en el club, es la hora de cambiar de rumbo, de contratar a un entrenador valiente que sepa regenerar un equipo que ha tocado fondo en Europa. La era Valverde se terminó en Anfield. Un entrenador que no ha podido dar la talla en Champions League.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)