By 90Min
May 09, 2019

Hace poco más de diez años, Pep Guardiola se hizo con las riendas del Barcelona. Lo que pasó en los siguientes meses es historia. El equipo blaugrana empezó a desplegar un fútbol que fascinaba al mundo y eso le valió para ganar los seis títulos en juego, algo que nadie había hecho ni ha vuelto a hacer en toda la historia del fútbol.

DANI POZO/GettyImages

Si hubo dos rasgos que identificaron al Barcelona de Pep, esos fueron el abuso (super efectivo, por cierto) de la posesión del balón sobre el rival y la apuesta por la cantera. Diez años. Han pasado diez años y los cimientos de aquel Barcelona campeonísimo e irrepetible se mantienen. No en vano, los culés han vuelto a dominar en España con mano de hierro un año más y aún quedan tres jugadores de aquella temporada histórica en la plantilla: Messi, Busquets y Piqué.


Sin embargo, esos rasgos que tanto identificaron al Barcelona de Guardiola parece que se han ido esfumando en los últimos años. El equipo sigue ganando, sí, y eso tiene un mérito espectacular. Pero el estilo ha cambiado. Ahora es más vertical, menos coral que con Pep. Y donde parece que el Barcelona ha cambiado más es en la apuesta por la cantera.


En los últimos años, el Barcelona parece haber tirado más de 'cartera' que de cantera. Con Guardiola, además de los tres jugadores ya mencionados, alcanzaron su cénit como futbolistas hombres de la Masía como Puyol, Xavi, Iniesta o Víctor Valdés. Pero la apuesta del de Sampedor fue más allá. Durante su etapa no dejó de dar oportunidades a los jugadores del filial, y aparecieron nombres de la talla de Pedro, Thiago Alcántara, Marc Bartra, Tello, Montoya,... incluso fue quien hizo debutar a Sergi Roberto, en el Bernabéu en semifinales de Champions League.

LLUIS GENE/GettyImages

Desde la marcha de Guardiola en 2012, la aparición de canteranos ha sido muchísimo menor. Con Luis Enrique hubo un 'amago' de recuperar esa filosofía (Munir, Sandro, Deulofeu,....) pero fue un espejismo. El número de canteranos que se asentaron en el primer equipo desde el año 2012 es prácticamente nulo. Sí, ha habido jugadores que han gozado de oportunidades. El caso de Sergi Roberto parece el más claro, y la 'repesca' de Jordi Alba tras pasar muchos años lejos de Can Barça también. Pero, ¿qué más queda?

Image by Pablo Falcones

Es evidente que desde hace más de un lustro el Barcelona mira más fuera que dentro. Hay dos hechos que reflejan mejor que ninguno este cambio: en 2012, el equipo entrenado por Tito Vilanova sacó un once en el que diez integrantes eran canteranos, ante el Levante. En 2018, uno en el que no había ninguno, ante el Celta. Se ha convertido en uno de los clubes más poderosos a nivel económico del mundo y lleva a cabo una política de fichajes típica de estos conjuntos. Lo dicho, 'cartera' antes que cantera. Pero, ¿le ha salido rentable al conjunto azulgrana? Desde mi punto de vista, sólo un año.


LLUIS GENE/GettyImages

Ese año fue la temporada 2014-15. Y no lo digo porque el Barcelona ganara el triplete ese año, que también. Ese año se incorporaron al conjunto blaugrana tanto Rakitic como Ter Stegen y Luis Suárez.  Estos tres jugadores son esenciales a día de hoy en el once azulgrana. Durante todos estos años ha habido buenos fichajes (Alexis, Vidal, Cillesen, Arthur,...) pero no han tenido mucho brillo. Y también ha habido grandes fiascos.

Alex Caparros/GettyImages

La lista de adquisiciones del Barcelona en los últimos años que han dejado mucho que desear es larga: sin ir más lejos, este año han contratado a Boateng y Murillo, que no han contado para nada para Valverde. Hace apenas un año pasó lo mismo con Yerry Mina. El colombiano pasó desapercibido. En esta lista negra, podemos incluir un montón de 'errores' de la directiva azulgrana: Alex Song, Douglas, Arda Turan, Aleix Vidal, Marlon, André Gomes, Coutinho...


Es una prueba evidente de que la gestión directiva del Barcelona no ha sido la mejor. Hay otros jugadores a los que las lesiones han privado de triunfar en Barcelona, como Rafinha, Vermaelen o el propio Umtiti, cuya salida este verano parece segura. Otros como Paulinho, Mathieu, Digne o Paco Alcácer no tuvieron un mal papel, pero quizá el Barcelona les queda un poco grande y no han estado más de dos años en el equipo. Del caso de Neymar se podrían escribir mil artículos,... no incidiremos mucho en él.

En definitiva, y a pesar de los éxitos blaugranas, la erosión del modelo es evidente. Hace años que el Barcelona se agarra a las estrellas del pasado, pero el tiempo es inevitable y el relevo de la cantera no está llegando. Si el Barcelona quiere sobrevivir a la retirada de los jugadores que le están dando tantos éxitos, debe replantearse el método de confección de la plantilla. Más cantera, y menos cartera, por favor.



You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)