By 90Min
May 09, 2019

Liverpool y Tottenham Hotspur jugarán la final de la Champions League el próximo día 1 de junio en el Wanda Metropolitano. Los conjuntos ingleses consiguieron remontar sus respectivas eliminatorias pese a no ser favoritos gracias al coraje, corazón y mentalidad ganadora. Y gran culpa de todo ello la tienen sus entrenadores, Jürgen Klopp y Mauricio Pochettino. Dos personas que sin duda se puede decir que se han convertido en los técnicos del año gracias a la manera de llevar a sus equipos. Pase lo que pase, lo cierto es que esta Champions es la edición de Klopp y Pochettino.

Y es que se trata de dos plantillas que son teóricamente inferiores a nivel individual comparadas con otras como las de Manchester City, Real MadridBarcelona o Juventus pero en las que prima el equipo por encima de todo. La comunión que han conseguido ambos técnicos con sus jugadores, el nivel de complicidad que se traduce en gestos y en transmitir lo que quiere el entrenador en el terreno de juego pocos entrenadores lo consiguen. Klopp y Pochettino saben cómo motivar a sus futbolistas, cómo hacer que tengan la mentalidad adecuada para afrontar cada partido como si fuera una final, con una intensidad por encima de la de su rival, y a no rendirse y no tirar nunca la toalla.

Además de no ser favoritos para llegar a la final, tanto uno como otro tuvieron que superar diferentes adversidades y no se quejaron por ello. A diferencia de otros entrenadores, estos dos no han ido 'llorando' por la lesión de su jugador clave. Al Liverpool se le lesionó Salah (también Firmino) en el momento clave mientras que Kane lleva mucho tiempo sin jugar por una dolencia de larga duración. Ante esto se dedicaron a trabajar más y recompusieron al equipo con decisiones que marcaron las semifinales. Si Klopp dio entrada a un Origi que fue clave con dos goles en la vuelta y en el segundo tiempo a un Wijnaldum que fue el hombre que encarriló la remontada, Pochettino supo motivar a Lucas Moura para que fuera el líder del equipo y la salida de Llorente al descanso lo cambió todo.

Pero no se merecen estar Klopp y Pochettino en la final por lo que han hecho sólo en las semifinales, sino por todo lo que han realizado en la temporada e incluso en años anteriores. Este curso, el Tottenham ha sido el único equipo que no ha fichado ni un sólo jugador a su plantilla, lo que hace que esta clasificación sea el doble de meritoria. Por su parte, Klopp ha peleado mano a mano la Premier League con el City hasta el final, perdiendo tan sólo un partido de Liga en toda la temporada y podría quedar segundo con 97 puntos, algo que sería insólito. Desde que llegó en octubre de 2015 al Liverpool, el alemán ha jugado dos finales de Champions (contando la del próximo 1 de junio) y una de Europa League.


En definitiva, dos entrenadores que han implantado sus filosofías en sus equipos y que se merecen más que ningún otro llegar a esta final. Será la primera del argentino en Champions y la tercera de Klopp. Y después de lo visto, sólo podemos decir: ¡qué bonito es el fútbol y que gane el mejor!.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)