By 90Min
May 10, 2019

Una vez más la Máquina Celeste le falló a su afición pues rápidamente los hizo soñar pero fiel a su costumbre, fue remontado 3-1 por el América en los Cuartos de Final de Ida, un marcador muy pesado de cargar para la Vuelta.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!



El Clásico Joven nuevamente se pintó de amarillo demostrando la paternidad que los de Coapa han impuesto en los cementeros, ahora Pedro Caixinha deberá estudiar bien cómo podrá lidiar con esta derrota futbolística y mental.

Aquí lo bueno, malo y feo del cotejo:



Lo bueno

Los primeros 15 minutos de los cementeros fueron muy buenos ya que salieron decididos a proponer el partido viéndose mejor que sus contrincantes e incluso marcando primero vía el argentino Milton Caraglio desde los once pasos, desafortunadamente para ellos una vez que fueron empatados ya no volvieron a ser los mismos.



Roger Martínez. El colombiano quizá sigue sin ser ese delantero que convenza a los aficionados del club debido a que en la fase regular quedó a deber pero en la Fiesta Grande arrancó de gran forma al lograr un doblete. En el primero, Renato Ibarra le cedió el esférico y desde fuera del área sacó un disparo raso pegado al lado inferior izquierdo que venció a Jesús Corona; ya en el segundo, tras una brillante jugada individual de Andrés Ibargüen quedó solo ante Chuy en el área chica y definió correctamente; previo a ello, tuvo otra opción de gol tras un taconazo de Guido Rodríguez pero el arquero atajó correctamente.


Aparte de Roger, otros elementos claves para los del Nido fueron Marchesín, que resolvió bien una jugada de peligro de Orbelín Pineda, además de Guido, que volvió a demostrar por qué es el líder del mediocampo tras robar balones y comenzar algunas jugadas, sin olvidar a Ibargüen e Ibarra que son una pesadilla para cualquier zaga.




Lo malo

Después de vivir una fase regular de varias irregularidades, El Forcado finalmente había encontrado a su once perfecto, el cual utilizó las últimas jornadas dándole frutos pero en menos de diez minutos perdió a Orbelín tras un choque con Marchesín, lo cual lo dejó muy maltratado y aunque intentó continuar, al final pidió su cambio al saber que no estaba al cien. Esa baja pesó demasiado en el cuadro celeste pues el uruguayo Jonathan Rodríguez tuvo que entrar aun cuando estaba fuera de ritmo. Aunado a ello, la lesión se pudo haber evitado si en la jugada El Mago hubiera controlado bien la redonda, pues tras una excelente pared con Milton Caraglio, quedó solo dentro del área ante el cancerbero y pudo haber definido sin problemas.


El error infantil de Jorge Sánchez. Quizá las Águilas hubieran podido irse sin gol en contra si el lateral no hubiera metido esa mano inocente en un balón que no tenía destino cementero, una desconcentración que les costó comenzar desde abajo, aunque afortunadamente para el seleccionado nacional se pudo revertir la situación.




Lo feo

Los fantasmas de La Máquina. Increíble pero cierto, el cuarto equipo de la tabla general venía de diez partidos consecutivos sin conocer la derrota hasta que se topó con su ‘pesadilla’ más grande, que una vez bien acomodada le ganó la partida y nuevamente podría echarlo de la Liguilla, tal como lo hizo en la era Paco Jémez y en las dos finales del Clausura 2013 y Apertura 2018.


El autogol del chileno Igor Lichnovsky. Todo estaba tranquilo y controlado por Cruz Azul tras haberse ido al frente con una pena máxima, pero en una jugada muy similar a la ocurrida en la final del Torneo Clausura 2013, cuando Alejandro Castro desvió con la pierna hacia su portería una pelota cabeceada por Moisés Muñoz que no iba con dirección al arco, se vino la noche. Los azulcremas cobraron su tiro de esquina donde Bruno Valdez metió un testarazo al balón pero de forma increíble el zaguero trató de desviar con la cabeza pero cambió la jugada a Corona y desde ahí, el cuadro de La Noria desapareció totalmente, pues rápidamente dejaron de crear peligro y antes de acabar el complemento recibieron la voltereta. Ya para el complemento, los hombres de Miguel Herrera fueron dueños del balón, dando a entender que en el aspecto mental siguen tocados todavía y no saben lidiar con dicha situación.



You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)