By 90Min
May 11, 2019

Chivas contrató a Tomás Boy para dirigir los últimos cuatro partidos de la Fase Regular del Clausura 2019, su primer reto consistía en clasificar al equipo a la Liguilla; sin embargo, no lo logró y el Rebaño Sagrado sumó su cuarto torneo consecutivo sin disputar la Fase Final.

De los cuatro enfrentamientos dirigidos, el "Jefe" solo obtuvo la victoria frente a León, mientras que con MoreliaPuebla y Tigres dejó escapar el motín completo.

A pesar de esto, el técnico logró ganarse la confianza de la plantilla y por este motivo la directiva rojiblanca decidió darle continuidad a su proyecto.



Sin embargo, la postura que tomó la zona noble de la escuadra de la Perla Tapatía no fue la correcta, ya que en los cuatro partidos en el banquillo, el estratega de 66 años no logró implantar un sistema de juego vistoso para los aficionados, ni funcional para la plantilla. 

Además, su personalidad no coincide con los valores de la institución, pues le gusta ser polémico, va en contra de las normas y ha llegado a tener roces importantes con la prensa, así como jugadores y técnicos rivales, lo que le ha valido para ser suspendido durante varias fechas o inclusive ser relegado de su puesto.

Por si fuera poco, en sus cerca de 30 años como entrenador, donde ha dirigido más de 500 partidos en la Liga MX, el originario de la Ciudad de México, no ha conseguido levantar un título del balompié azteca, a pesar de clasificar a la Liguilla en 14 ocasiones. 

Un error.

You May Like