By 90Min
May 11, 2019

Hubo un tiempo en que las derrotas en Barcelona no sabían tan mal, un tiempo en que ganar títulos era costumbre y perder uno no importaba. Pero esa época en la que Pep Guardiola decía eso de "si perdemos seguiremos siendo los mejores, si ganamos, seremos eternos" queda ya muy lejos. En Can Barça siguen, como dicen ellos, haciendo que lo extraordinario parezca normal, pero ya no es lo mismo que antes.


Por desgracia para los blaugranas lo que también se ha convertido en algo habitual es caer en la Champions League, esa competición que ansían ganar año tras año y donde se ha llevado los dos golpes más fuertes en estas dos últimas temporadas. La derrota en Liverpool, repitiendo prácticamente lo sucedido un año atrás en Roma, ha dejado al equipo y la afición descompuestos y la mejor medicina para este mal de amores con la máxima competición europea parece ser un fichaje.


GABRIEL BOUYS/GettyImages


Pero no un fichaje cualquiera, una estrella del fútbol mundial que devuelva la ilusión al barcelonismo y sirva para dejar atrás los fantasmas de Anfield, y Antoine Griezmann es el elegido. Todo apunta a que el delantero francés, que dio calabazas a los culés el pasado verano, cogerá el puente aéreo en julio para cambiar Madrid por Barcelona definitivamente. La controversia generada por la forma en la que el 'Principito' despreció la oferta barcelonista parece haber sido olvidada y su llegada es más que probable.

Griezmann decidió continuar en el Atlético con el objetivo de alcanzar la final de la Champions League en el Wanda Metropolitano y levantar la 'Orejona' de una vez por todas. Sin embargo, su fracaso en la consecución de esta meta le llevaría a abrir de nuevo las puestas al FC Barcelona, donde están dispuestos a acogerle. Además, la salida de Diego Godín, uno de sus mayores apoyos en el vestuario, acrecentaría ese interés por buscar nuevos retos.

En el Camp Nou le recibieron con pitos la última vez que saltó al césped, pero seguramente en su presentación como azulgrana la afición los cambiaría por aplausos. Griezmann estaría dispuesto a reducir su sueldo actual, que ronda los 21 millones de euros, para luchar por un puesto en el once. La reducción de su cláusula de 200 a 120 millones de euros es también otro argumento de peso para fichar al campeón del mundo.

LLUIS GENE/GettyImages


Además, el francés solo tendría que luchar por el puesto con su compatriota y amigo Ousmane Dembélé, a quien el club ya ha comunicado que cuenta con él. El que parece tener todas las papeletas para enfilar la rampa de salida es Philippe Coutinho, el fichaje más caro de la historia del club, que no ha cumplido con las expectativas y es el primer señalado en cada partido.


¿Qué debería hacer Griezmann?, se pregunta todo el mundo, pero tan solo él tendrá la última palabra, como hace poco menos de un año. De nuevo es el propio jugador quien decidirá que hace con su futuro, pero todo apunta a que la decisión será muy diferente.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)