By 90Min
May 13, 2019

Una vez el Real Madrid se despidió en marzo de la pelea por cualquier título esta temporada, sus partidos obtuvieron un enfoque distinto. Cada encuentro del conjunto blanco se ha convertido en un 'casting' para Zidane en el que irá viendo qué jugadores quiere en su plantilla el año que viene y qué jugadores no formarán parte de la misma el 1 de septiembre, cuando se dé por cerrado el mercado de fichajes.

Denis Doyle/GettyImages

Uno de los jugadores que tiene fecha de caducidad desde hace varias semanas en el Real Madrid es Gareth Bale. El jugador, en línea con su trayectoria en el club cada año, es menos importante y está cada vez más desconectado de la realidad del equipo. Este domingo Zidane volvió a dejarlo (es la segunda vez consecutiva) fuera de la convocatoria del encuentro que disputó el equipo merengue en San Sebastián ante la Real Sociedad (3-1).

En la rueda de prensa posterior al encuentro en Anoeta, el entrenador francés dejó un mensaje claro en el que no mencionaba explícitamente que no se fuera a contar con Bale para la temporada que viene, pero que con el tono y el contenido de su frase despejaba muchísimas dudas sobre la intención que tiene el Real Madrid con su jugador: "Estaba muy claro lo que he hecho este fin de semana. La próxima semana tenemos el último partido contra el Betis. Ya veremos qué pasa el próximo año, nada más"


Los números de Bale desde la llegada de Zidane no son en absoluto buenos. En los diez partidos de liga que ha estado el francés al frente del banquillo del Real Madrid, el ex jugador del Tottenham había disputado los ocho primeros partidos antes de sus dos ausencias mencionadas y sólo había podido marcar un gol. En general, la temporada de Bale ha dejado muchísimo que desear. El extremo sólo ha anotado 11 goles en 39 partidos disputados. 

Gonzalo Arroyo Moreno/GettyImages

Ha sido un miembro irrelevante en el juego del equipo y no ha destacado absolutamente en nada desde el mes de agosto. Un fracaso rotundo para un hombre llamado a ser el líder del equipo tras la marcha este verano de Cristiano Ronaldo a la Juventus. Evidentemente, la actitud pasiva y el bajo rendimiento de Bale no han pasado desapercibidos para Zidane, que ha condenado a su jugador al ostracismo en estos últimos partidos de liga. Un final muy triste para un hombre que, pese a ser discutido toda su vida en el Real Madrid, tuvo un papel decisivo en dos de las finales de Champions que disputó con su equipo: la de la Décima y sobre todo la de la Decimotercera.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)