By 90Min
May 22, 2019

Gareth Bale ha realizado unas declaraciones en la película 'State of play' en las que critica la parte negativa de ser futbolista. "Así que somos solo robots. Nos dicen dónde estar, cuándo estar allí, a qué hora tenemos que comer, a qué hora tenemos que ir al autobús. Es como si perdieras tu vida de alguna manera”, explicó el galés, parte de una profesión cuya extrema profesionalización acaba por consumir a los jugadores y convertirlos en máquinas para competir.

Los futbolistas se encuentran expuestos a una rutina diaria de entrenamientos, comidas, concentraciones y viajes. Es mucho el tiempo dedicado para ser un profesional, lo que a veces, como explica el galés, te hace perder el control de tu vida. El hecho de pasar tanto tiempo dedicado al fútbol te aleja de tu familia y de tus seres queridos. Sin embargo, lo complicado es poder llegar a la élite.

PIERRE-PHILIPPE MARCOU/GettyImages

Muchos futbolistas sacrifican su adolescencia para llegar a cumplir un sueño que solo unos pocos privilegiados pueden alcanzar. Y una vez llegas, es tanta la presión mediática que rodea al futbolista de élite que, en ocasiones, le impide disfrutar de su trabajo. No se permite el fallo ni el error y se pierde ese componente sentimental y esa ilusión por jugar al fútbol que se tiene desde niño. Porque el fútbol deja de ser un juego.

La exigencia física y mental del futbolista de élite le fuerza a tener que estar siempre al 100%, algo que supone un tremendo desgaste para alguien que, al fin de al cabo, no dejan de ser personas. Pese a todo, el futbolista del Real Madrid explica que la carrera del futbolista es tan corta que al final uno tiene que realizar ciertos sacrificios que a la larga valen la pena.

GABRIEL BOUYS/GettyImages

Definitivamente, los futbolistas de élite son unos privilegiados. Nadie les ha regalado nada y su esfuerzo les lleva a estar donde están y a disfrutar una vida que pocos tienen a su alcance. 

Pese a ello, en ocasiones es común ver únicamente las partes positivas de una profesión popular y bien remunerada, olvidando todos los sacrificios y el sufrimiento que entraña tener que rendir semana tras semana.


El futbolista debe ganar siempre, independientemente de su estado físico o mental, ya que su trabajo se analiza con lupa y en caso de fallar, la presión mediática y social es grande para unas personas a las que a veces se les exige rendir como máquinas.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)