By 90Min
September 26, 2019

El mundo sigue manchado de un solo color. Parece no entender la diversidad y que tan solo existe una raza: la humana. Los prejuicios por el color de la piel siguen latentes en todos los ámbitos: desde las instituciones hasta en la calle. También en el fútbol. Ladmila Da Silva, brasileña y jugadora del Atlético de Madrid en la Liga Iberdrola, ha denunciado a través de su cuenta de Instagram un caso de racismo. Fue perseguida por un guarda de seguridad en el supermercado.


Ludmila, internacional con la selección brasileña, subió el vídeo a su Instagram Stories. Se enfocaba a sí misma mientras por detrás de veía como el vigilante de seguridad pasaba por detrás suya. En este vídeo incluyó una encuesta para saber si a sus seguidores no caucásicos les había ocurrido algo parecido. En el siguiente, la colchonera denuncia que “siempre que entro en un supermercado tengo a un seguridad para mí sola. Para que veáis que esto no solo pasa en Brasil”. Además, en texto, añade que “me da miedo meter la mano en mi bolsa por si piensan que estoy robando algo. Esto es indignante y me pasa siempre que entro a un supermercado”.

Finalmente, la jugadora, para evitar todavía más polémicas y tras haberlo denunciado ante sus más de 260.000 seguidores, decidió borrar el vídeo de su cuenta de Instagram antes de que pasaran las 24 horas. 

You May Like