By 90Min
September 26, 2019

Álvaro Morata no podrá jugar ante el Real Madrid en el derbi del próximo sábado. El delantero rojiblanco fue expulsado de una forma un tanto extraña, después de recibir dos amarillas por encararse con Xisco Campos y Salva Sevilla en menos de un minuto. A la salida del partido, el futbolista se encaró con un miembro de la seguridad del estadio mallorquín que se encontraba en la zona mixta de Son Moix.

Una vez terminado el partido y tras abandonar el campo, Morata pasó por los pasillos de zona mixta, donde se sitúan los medios de comunicación y algunos aficionados. Aún cabreado después del encuentro, el internacional español se encaró con un aficionado. "Que diga Salva Sevilla lo que ha dicho", se justificaba el delantero tras su expulsión, que se produjo solo 9 minutos después de salir al terreno de juego.

Alex Caparros/GettyImages

Con 0-2 en el marcador y la victoria resuelta ante el Mallorca, Morata recibe un pisotón de Campos, por lo que se encara con él y reciben ambos jugadores la tarjeta amarilla. Una vez terminado el lance, Salva Sevilla el dice algo al delantero rojiblanco, que no duda en enfrentarse a él. El colegiado del partido, Hernández Hernández, creyó suficiente el altercado para sacar la segunda amarilla a Morata, que se marchó enfadado del campo y se perderá el duelo del sábado ante su ex equipo.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like