By 90Min
September 28, 2019

El empresario mexicano, Mauricio García de la Vega, dueño del 80 por ciento de las acciones del equipo holandés Roda, pero que aún no es aceptado por la Real Asociación de Fútbol de los Países Bajos, tuvo que abandonar el estadio del equipo en su partido ante el De Graafschap de la segunda división de Holanda, luego de que un gran grupo de aficionados, el cual no está para nada de acuerdo con su llegada, exigiera su salida del inmueble. 

En medio de abucheos y gritos por parte de la afición, García de la Vega fue obligado a salir del estadio Parkstad Limburg, luego de que estos comenzaran a exigir su salida y los ánimos se fueran calentando. 

El empresario aseguraba que todo estaba fuera de control antes de comenzar a abandonar el recinto, a la vez que cierta parte de la afición seguía gritándole "fraude", "ratero", "mentiroso", mientras que otros le sugerían que era mejor que se fuera, ya que su vida podría correr peligro. 

"La policía resguardó la noche del viernes a un posible inversionista del Roda JC. Al medio tiempo del partido, la persona tuvo una conversación con aficionados, quienes lo sacaron del estadio poniéndolo en apuros. La policía ha iniciado una investigación", fue el reporte de la policía de Limburgo.

La situación se dio principalmente por la negativa de la asociación de aficionados en la llegada de Mauricio García de la Vega a la presidencia del club neerlandés, pues aseguran que hay hasta 15 motivos por los que debería ser expulsado del equipo, en donde destacan adeudo de salarios y transferencia de fondos del equipo a su cuenta personal. 

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like