By 90Min
October 03, 2019

El Barcelona tuvo ayer un partido dificilísimo contra el Inter de Milán. Había pasado una hora de juego y los azulgrana no sólo se veían por debajo en el marcador, sino que además estaban a merced de un conjunto neroazurro muy bien organizado en defensa y que a la contra parecía que acabaría matando el partido.


Pero el 'matador' ayer fue otro: Luis Suárez. El charrúa, que no había aparecido en todo el encuentro, empalmó desde la frontal un buen centro de Arturo Vidal y lo incrustó en el fondo de la portería de un Handanovic que a pesar de que se estiró no llegó ni de lejos a tapar el misil que le había enviado el delantero azulgrana.

Soccrates Images/GettyImages


A partir de ese momento el partido se volvió un poco más loco, y en medio de esa locura, Suárez aprovechó una gran jugada de Messi y batió de nuevo al meta esloveno merced en parte a un control extraordinario, a falta de seis minutos para el final. 2-1 y la faena estaba hecha. Y el uruguayo le había dado la vuelta a todas las tortillas.


Porque con su doblete no sólo había remontado un partido que pintaba negro. También había convertido el runrún (y también algunos pitos) de una grada molesta con él en aplausos. Y todo merced a su calidad. Los dos goles que arcó ayer son de auténtico crack, de jugador con un puntito extra. El remate en el primero es dificilísimo y el control en el segundo es una maravilla.


Eric Alonso/MB Media/GettyImages

De es manera Suárez pasó de villano a héroe, con dos chispazos. Pero es que eso es lo que se le pide a un delantero puro como él, a un '9'. Un jugador que parecía peleado con la Champions League (llevaba dos goles en las dos últimas ediciones juntas) ayer dio un puñetazo encima de la mesa. Y se metió al público en el bolsillo. Un público que empezaba a mirarle con malos ojos.


Luis Suárez es en sí una maravilla. Sólo así se explica cómo se pueden convertir los pitos en aplausos: con goles


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


You May Like