By 90Min
October 04, 2019

Repasá los detalles de un grupo golpeado tras el 0-2 obtenido en el estadio Monumental. Ya en el entretiempo, hubo insultos al aire por la chance desperdiciada de Capaldo y, tras el final del encuentro, surgió un sentimiento de resurrección.

Boca cayó sin atenuantes ante River. Fue 2-0 y la diferencia podría haber sido mayor. De hecho, Esteban Andrada se hizo gigante en varias ocasiones y el Xeneize quedó con vida en una semifinal durísima de Copa Libertadores.



Luego de finalizado el partido, se conocieron detalles de la bronca que existió en el vestuario azul y oro. La misma comenzó al término de los 45 minutos iniciales, cuando hubo insultos al aire por la chance que Nicolás Capaldo desperdició solo frente a Franco Armani.


“Hubo mucha calentura pero los jugadores se alentaron entre ellos mismos. Saben que quedan 90 minutos para revertirlo y llegar a la final. Hay gente de experiencia, madura y chicos jóvenes. Entre todos se dieron ánimo y salieron con la cabeza en alto”, reconoció Daniel Angelici, en diálogo con Radio La Red.

A su vez, también emanó un sentimiento positivo, pensando en que la situación se puede revertir y asumiendo los errores cometidos. Así lo manifestó Gustavo Alfaro, en su conferencia de prensa.


"Tenemos una vida, River es un muy buen equipo pero confiamos en nosotros. No hay que trabajar en lo anímico, tendrías que haber visto cómo estaba el vestuario recién para darte cuenta que estos muchachos están de pie", aseguró Lechuga, quien luego vaticinó: “Lo damos vuelta”.

You May Like