By 90Min
October 06, 2019

Cristiano Ronaldo, a sus casi 35 años, sigue siendo un portento físico. Eso es debido a que cuida muchísimo su alimentación, su entrenamiento, y sus horas de sueño. 

El portugués tiene un sistema propio de entrenamiento, en el cual constan 5 sesiones de gimnasia a la semana, con pilates y natación incluidas en ellas. Esto es aparte de todos los entrenamientos que hace con la Juventus. Además, su dieta, consta de 6 comidas diferentes al día, en los que hay pollo y pasta. Aunque como él mismo reconoció, alguna vez come pizza con su hijo. . Para el desayuno toma zumo de naranja, y su bebida a lo largo el día es el agua. En cuanto a dormir, duerme 8 horas cada noche, y además tiene una corta siesta después de su cuarta comida. Con todo esto, CR7 se mantiene en un 7% de grasa corporal, cuando la media está en un 10 u 11%.


Eurasia Sport Images/GettyImages


Su excomapñero en el Sporting Lisboa, Toñito, comentó para La Gazzeta dello Sport: "Durante los entrenamientos ya llamaba la atención de los veteranos, y yo le decía: 'tranquilo, no te pases...'". "También solía acompañarle a casa tras los entrenamientos, pero tenía que esperar una hora por que nunca se quería ir. Tenía que ir a por él al gimnasio y decir: 'Venga Cris, es hora de parar. Se está haciendo tarde'". 


Eso sí, Cristiano también es humano y tiene un punto débil, la pizza. Tal y como reveló en una entrevista con el Youtuber ChrisMD: "El secreto de mi éxito es dormir bien, entrenar bien y hacer una buena recuperación. Lo básico. Pero no es así todos los días. A veces también como pizza con mi hijo, si no voy a ser un padre aburrido".


El portugués se convirtió en uno de los mejores del mundo gracias en mucha parte a la dieta y al trabajo, aparte de su evidente talento de cara gol.

You May Like