By 90Min
October 06, 2019

El Barcelona ganó cuatro a cero un encuentro que resolvió en ocho minutos. Una hora después Messi puso la guinda con un lanzamiento de falta. Puede que el Sevilla, que desaprovechó numerosas oportunidades, no mereciera una derrota tan abultada.

LO BUENO: del minuto 27 al 35

JOSEP LAGO/GettyImages


El Barcelona fue una apisonadora en el ecuador de la primera mitad. Pasado el minuto 25 los culés, que estaban sufriendo ante el acoso hispalense, fueron imparables. Todo comenzó con una jugada por la banda izquierda que terminó en un centro de Semedo y un remate espectacular de Luis Suárez. Tras el tijeretazo del uruguayo, Arthur puso un balón al área y Vidal hizo el segundo. La tormenta no había terminado. Ousmane Dembélé se inventó un recorte y marcó el tercero tras una muy buena jugada personal. Los blaugranas habían sentenciado el partido en ocho minutos.


LO MALO: la falta de acierto de De Jong

Aitor Alcalde Colomer/GettyImages

Luuk De Jong es el gran señalado del encuentro. El delantero del Sevilla las tuvo de todos los colores: con el pie, con la cabeza, en un lado, en el otro, en el centro… todas con idéntico resultado: no gol. Balones altos, otros fáciles para el portero, otros que se iban y un disparo al palo. El sevillismo empieza a cansarse de aquello de que los goles llegarán, pues no da muestras de que vayan a hacerlo. Si hubiera metido alguna de sus innumerables oportunidades, puede que el resultado hubiera sido completamente diferente.


LO FEO: las expulsiones

Soccrates Images/GettyImages


Araujo no recordará con buena cara su debut en el Camp Nou ante el Sevilla. El central fue expulsado a los pocos minutos de entrar en el terreno de juego. Mateu no se quedó ahí. Ya había sacado la mano a pasear y debía aprovecharlo. En las protestas también mandó al vestuario a Ousmane Dembélé. Los culés terminaron con nueve.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like