By 90Min
October 08, 2019

El asado semanal en la casa de los Riquelme es una tradición desde la infancia y que seguramente perdurará para toda la vida. El máximo ídolo en la historia de Boca Juniors abre las puertas de su hogar en Don Torcuato e invita a gente del fútbol a intercambiar opiniones sobre el deporte más popular del mundo.


“Riquelme es mi ídolo. Siempre miraba sus partidos. Sus pases filtrados. Cómo aguantaba la pelota. La pegada que tenía. Lo conocí en un asado”, había declarado hace algunas semanas Thiago Almada, la nueva joya de Vélez en TyC Sports, por una juntada que se dio hace unos diez años y de la cual él no se acuerda "casi nada".


Román consume fútbol argentino constantemente. Está al tanto de todo. Por eso, tras escuchar esas palabras, no dudó en invitar al crack de 18 años a su casa para observar el Superclásico de ida de la Copa Libertadores entre River y Boca, disputado el pasado martes, que también ofició de cumpleaños número 17 de su hijo Agustín.


"Me mandó un mensaje, me dijo que era él, me invitó a comer un asado a la casa. Yo al principio no lo creía, pero después fui y sí. Mira bastante fútbol, me dio sus opiniones pero me las guardo para mí", comenzó Almada en declaraciones a Paso a Paso.


"No estaba caliente con el Superclásico, estaba tranquilo. Justo estábamos comiendo, asique no dijo nada. Espero que me invite a comer otro asado", cerró entre inocencia y sonrisas el nacido en Fuerte Apache, que pasó de ser promesa a realidad y que volvió a confirmar su tremenda capacidad con su golazo a Independiente el último domingo. ¿Lo habrá visto su ídolo?


 

You May Like