By 90Min
October 09, 2019

Han pasado 142 días desde la última vez que el Brahim Díaz ha jugado para el Real Madrid. El malagueño fue fichado del Manchester City durante el mercado de invierno de la última temporada por 15 millones de euros. Con 20 años de edad, el joven futbolista tan solo ha jugado en 9 partidos con el conjunto blanco.

El Real Madrid ha dejado clara este verano su intención de cederlo, pero el jugador no quiere salir del equipo, ni si quiera en forma de cesión. Por lo que su progresión se ve ahora más cortada que nunca. Sin sitio en el primer equipo, Brahim no solo no está jugando, es que no ha entrado todavía en ninguna convocatoria en lo que va de temporada.

Soccrates Images/GettyImages


Zidane le ha pedido calma, que no se desanime, pero actualmente es un chico que no ha contado ni con un minuto. De esta manera, y con toda la plantilla que tiene el Real Madrid, los dirigentes blancos deben plantearse el cederle. Llegaron muchas ofertas a las oficinas del Bernabéu este verano, pero el jugador las rechazo todas. Es ahora cuando debe darse cuenta el propio jugador que tiene que seguir creciendo.

Le queda todavía mucho tiempo por delante, y actualmente no está demostrando lo que vale. Otros ejemplos están siendo Odegaard y la estrella japonesa Kubo, actualmente en otros equipos de la primera división, y destacando notablemente. O el caso de Carvajal, quien, tras una temporada en Alemania, volvió al Madrid y se hizo indiscutible en el lateral derecho.

Es por ello, que a lo mejor la obscinación de Brahim puede costarle su propia carrera. Cualquier jugador joven necesita minutos, y demostrar su valía, ya sea en su propio equipo, o en otro. Y en este caso el Real Madrid tiene que cederlo por el bien de Brahim para que acumule minutos y por el bien del equipo si quiere una estrella en el futuro.

You May Like