By 90Min
October 09, 2019

A parte de sus lesiones, el lastre que acompaña a Ousmane Dembélé en su etapa en el FC Barcelona es su mala vida en lo personal. Un joven al que le encantan los videojuegos y las series, a las que dedica gran parte de la noche y que han provocado que llegué tarde a entrenarse en numerosas ocasiones o que directamente no aparezca por la Ciudad Deportiva. 


Además de esto, sus hábitos alimenticios dejan bastante que desear. El régimen que ha llevado nunca ha estado acorde al de un futbolista profesional, no se ha entendido con los cocineros que le acompañaban en su día a día, y esto ha traído consecuencias negativas en su estado. Desde el club se muestran muy descontentos con el futbolista y es por esto por lo que le han llamado la atención


El presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu se entrevistó con el agente del jugador, Moussa Sissoko, y le instó a que su representado dejase de llevar una vida tan alejada de la de un futbolista profesional. Como remedio, el agente se trasladará a la ciudad condal a vivir con él para vigilarle y acompañarle en todo momento. Un remedio un tanto infantil, pero que el francés debe asumir después de sus malos actos como profesional de este deporte. 

En el club han visto una mejora en la implicación de Dembélé. Quieren cuidarle y apartarle de toda distracción para hacer de él el crack que ficharon de Dortmund. Amortizar los 105 millones pagados por el futbolista, y hacerlo desde ya. Una buena actitud que se ve truncada cuando no advierte a los servicios médicos de molestias que se traducen en lesiones, o cuando ve la cartulina roja con el partido encaminado y rozando el pitido final. 

Es la esperanza para muchos en un Barcelona que no termina de arrancar. Dembélé lleva tiempo siendo objeto de críticas por una mala vida en lo personal, el club quiere cambiarlo desde ya. 


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like