By 90Min
October 09, 2019

Miguel Herrera recibió tres juegos de suspensión por insultar al silbante Marco Ortíz Nava en el duelo frente a Cruz Azul, por lo que el gremio futbolístico reclamó la cantidad de partidos impuestos por la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) al entrenador del América, pues de acuerdo al reglamento de sanciones de la FMF, la sanción mínima por infracciones discriminatorias es de cinco partidos de suspensión.


En el apéndice III del reglamento: Racismo y discriminación, se estipula el mínimo de partidos 

por este tipo de conductas:

Image by Carlos Alberto Pérez

Sin embargo, la Comisión Disciplinaria calificó la infracción bajo el rubro "insultar soezmente a los oficiales del partido" que corresponden al capítulo III del reglamento, en el artículo 31, inciso O, donde la suspensión puede ir de dos a tres partidos:

Image by Carlos Alberto Pérez

Es por esta razón que el máximo órgano que rige el fútbol mexicano castigó con tres partidos a Miguel Herrera y no con cinco, poniendo en tela de juicio la moral con la que trabaja la Federación Mexicana de Fútbol, en especial tras las recientes iniciativas por eliminar el grito de "P&to" en los estadios, catalogando la expresión como una expresión discriminatoria.

En el comunicado de la FMF, Yon de Luisa explicó: 

"Desde hace años hemos tenido una serie de sanciones por parte de la FIFA por cantos discriminatorios o racistas, la cuales fueron solventadas de forma legal en el TAS hasta el día de hoy ya que la FIFA en julio modificó su código disciplinario"

Por este motivo, la federación decidió reactivar la campaña en contra de estas expresiones el pasado 20 de septiembre, pero 15 días después, para la Comisión Disciplinaria esta palabra no entra en un contexto racista, homofóbico o discriminatorio.

You May Like