By 90Min
October 11, 2019

El partido entre Irán y Camboya disputado en Teherán no fue un partido más. Sobre el césped 22 jugadores, los árbitros, el cuerpo técnico y los suplentes en el banquillo, y en las gradas 4.000 mujeres, algo que no se veía en Irán desde hacía 40 años. La decisión de prohibir la entrada a las mujeres en los estadios levantó más de una polémica sobretodo a raíz del suicidio de la activista Sahar Khodayari en el mes de septiembre. 


La FIFA, con Gianni Infantino a la cabeza, ejerció cierta presión sobre Irán para que levantara sus restricciones, y el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin, instó a los clubes a que no jugasen en países donde las mujeres no pudieran entrar el estadio.

Amin M. Jamali/GettyImages

Sin embargo la prohibición de que las mujeres entren en los estadios en Irán entró en vigor en el año 1979 y hasta el suicidio de Khodayari ni FIFA ni UEFA habían alzado la voz. Durante 40 años las organizaciones internacionales han estado calladas, no han tomado ninguna medida al respecto y hasta que la muerte de una persona no tuvo repercusión mediática miraban hacia otro lado. Pero el caso de Irán no ha sido el único. Hasta el año 2018 en Arabia Saudí las mujeres tampoco podían entrar a los recintos deportivos y en ese mismo año en la India prohibieron a las mujeres musulmanas ir a los estadios porque no pueden ver a los hombres con las rodillas al descubierto, algo que va en contra del islam.


Las restricciones a las mujeres siguen estando presentes y aunque la FIFA lance discursos en contra de la discriminación la realidad es diferente. En parte de los países del mundo árabe ser mujer y aficionada al fútbol es una mala combinación y nadie se atreve a tomar medidas contundentes. El máximo organismo del fútbol mundial está tratando de lavar su imagen, pero no puede permitir que se sigan produciendo este tipo de situaciones y tiene que seguir trabajando por conseguir una igualdad real en todos los aspectos.

FABRICE COFFRINI/GettyImages

Sin duda el hecho de que las mujeres iraníes pudiesen disfrutar del partido de su selección en el estadio es una gran noticia, pero parcialmente. El público femenino no pudo mezclarse con el masculino, y además temen que el levantamiento de la prohibición sea sólo para los partidos internacionales y en las competiciones domésticas las mujeres vuelvan a estar vetadas en los estadios. Infantino aseguró que esta medida no tiene vuelta atrás y debe lograr que así sea, veremos si está en lo cierto cuando se juegue el próximo partido de liga. Pero si lo visto ayer en Teherán se trata de un espejismo, la FIFA deberá pasar a la acción y actuar de verdad y no sólo con palabras sin miedo a lo que pueda pasar.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like