By 90Min
October 12, 2019

Cuando Boca reciba a River en la Bombonera el próximo martes 22 estará en juego mucho más que el pase a la final de la Copa Libertadores. Dirigencia, mánager, entrenador y jugadores ponen en riesgo una gran parte de su futuro atado a este club y son conscientes de las consecuencias que podría traer una nueva derrota ante el equipo de Gallardo.

Es año electoral en La Boca y Angelici no se puede dar el lujo de caer por quinta vez en su presidencia en un mano a mano ante el eterno rival: semis de Sudamericana 2014, octavos de Libertadores 2015, la Supercopa Argentina y la final en Madrid. Una remontada prácticamente le aseguraría la elección al oficialismo representado por Christian Gribaudo, ni hablar de la posibilidad de ganar la Copa y finalmente cumplir con la promesa de campaña de llevar a Boca a Japón (o a Qatar, lo que corresponda).

La serie ante River también puede marcar el ciclo de Nicolás Burdisso como mánager xeneize. Fue el exdefensor de la Roma quien apostó por Alfaro cuando la dirigencia quería a Antonio Mohamed, por lo que su gestión está vinculada en gran medida a lo que pueda hacer el DT. La forma en que se de el resultado, y mucho más si es una caída, podrá ser importante: perder sin patear al arco como en Nuñéz no es una opción.

JUAN MABROMATA/GettyImages

¿Qué decir de Alfaro? Desde que asumió en enero, Lechuga fue campeón de la Supercopa Argentina, perdió la final de la Copa Superliga ante Tigre, marcha primero en el torneo y llevó a Boca a una nueva semifinal. Un trabajo prolijo que cobra mucho más valor si se toma en cuenta que arrancó con un plantel muy golpeado por la final perdida en el Bernabéu. Pero todo se echará por la borda si no consigue dar vuelta el 0-2. Injusto como suene, Alfaro difícilmente tenga la espalda suficiente para seguir ante un cimbronazo de este calibre.

¿Y los jugadores? Es imposible desmantelar un plantel entero, pero una eliminación podría determinar un fin de ciclo para varios de ellos, con Tévez a la cabeza. El Apache ya no tendría motivaciones para seguir y tal como ocurrió con la mayoría de los que cayeron en Madrid, un nuevo disgusto podría marcar el adiós del club de varios otros al finalizar el año. 

You May Like