By 90Min
October 13, 2019

España no pudo pasar del empate ante Noruega en la noche de ayer, después de que Joshua King transformase el penalti cometido por Kepa Arrizabalaga en el descuento. El propio guardameta era el encargado de detenerle pero el delantero nórdico le engañó y el español no pudo hacer nada por evitar el tanto. 


El portero del Chelsea es el último que se ha visto superado desde los once metros defendiendo la meta de 'La Roja', pero han sido varios los goles que ha encajado el combinado nacional desde que se paró el último penalti.


Corría el año 2010. La selección española había comenzado la Copa del Mundo de Sudáfrica con mal pie, cayendo ante Suiza y se había repuesto para derrotar a Honduras y Chile para pasar a la fase final del campeonato. La Portugal de Cristiano Ronaldo también fue superada y  Paraguay se planteaba como un auténtico reto a las puertas de la lucha por las medallas en unos cuartos de final que España nunca había superado en un Mundial.

Era el 3 de julio de 2010 en el Estadio Ellis Park. Un partido igualado, 'La Roja' era incapaz de penetrar en la defensa paraguaya y los sudamericanos aprovecharon su oportunidad para enviar el balón al fondo de la red, pero el colegiado anuló el tanto por un fuera de juego discutible. Y llega el minuto 58, Cardozo finta a Piqué y el central le agarra del brazo hasta derribarle. Penalti.


El propio Óscar Cardozo coge la pelota, la coloca sobre el punto de penalti, toma carrerilla, dispara a la izquierda del portero y ahí aparece Iker Casillas para detener el balón. Lo celebra con el puño en alto, arranca la jugada y señala a la banda, a un Pepe Reina que aplaude y anima con todo lo que tiene. El portero español sabe que ha salvado a su equipo, una vez más, pero que el mérito también es de su compañero, que le dijo exactamente donde iría el balón. Lo que sucedió después ya es historia del deporte.

You May Like