By 90Min
October 15, 2019

Giorgio Chiellini es el número 13 en el Top 20 de la serie de los mejores futbolistas de la década. Sigue el resto de las series en las próximas tres semanas. Este artículo es una adaptación de nuestros compañeros británicos, concretamente del artículo redactado por Jack Gallagher.


Rocky Balboa, Isiah Thomas, Michael Jordan y Giorgio Chiellini. ¿La peor banda de todos los tiempos? Probablemente. No podemos imaginar al italiano pudiendo bailar particularmente bien (es enorme) o a un Rocky Balboa borracho de puñetazos con las cuerdas vocales afinadas. En cuanto a Isiah Thomas y Michael Jordan, bueno, digamos simplemente que existen 'diferencias musicales' que se solucionarían con unas cuantas (cientos de) botellas de cerveza (cuchillos) lanzadas entre ellos.

FBL-ITA-SERIEA-PARMA-JUVENTUS

Pero todo es no es lo importante.

La cuestión de recitar de un tirón estos cuatro nombres no es para hacer ver cómo Balboa lidera - él debería ser el lider, no dudes de ello - una banda que actúa en la Hit Parade (referencia para aquellos que rondan los 50-60 años). Esto es para acentuar que hay un aspecto común en ellos cuatro: una inquebrantable voluntad de ganar, cueste lo que cueste.

Un deseo profundo y sin límites que les hace, literalmente, pasar cuatro muros de ladrillos con un brazo en cabestrillo y con sus respectivas cabezas encariñadas con el resto de sus cuerpos por un simple cartílago, para lograr su metas.

Así que, como podéis ver con su brazo en cabestrillo y su cabeza colgando de un cuerpo, este 'inquebrantable deseo de ganar' es a su vez negativo, ya que lleva a las lesiones. Lesiones que pasan por narices rotas, pérdida parcial de la vista, roturas de ligamento y gripe. Todas dolorosas. Ninguna divertida. Todas estas cosas podrían parar, en menor medida, ese deseo de ganar. Pero estos anteriormente mencionados problemas no pararon a Rocky Balboa. No pararon a Isiah Thomas. No pararon a Michael Jordan. No pararon a Giorgio Chiellini.


Estos cuatro hombres estuvieron dispuestos a encontrar caminos, de forma milagrosa, para luchar contra el dolor y actuar al máximo nivel y, en la mayoría de las veces, ganar.

Giorgio Chiellini

Rocky Balboa lo hizo en Rocky, Rocky II, Rocky III, Rocky IV (no, Rocky V nunca sucedió, rechazamos admitir su existencia) y de forma realmente horrible, embrutecedora, estúpido Rocky Balboa. En el cuarto film de la saga, el luchador italiano pelea desde la primera ronda atacando muy mal hasta el punto de que el comentarista usó las siguientes palabras: "Alguien debería pararle antes de que alguien termine asesinado", terminando la Guerra Fría en la ronda 15 al vencer a Ivan Drago (soviético).

"Si yo puedo cambiar y tú puedes cambiar, ¡todo el mundo puede cambiar!"

HÉROE.


Isiah Thomas lo hizo en el sexto partido de las Finales de la NBA de 1988. Después de hacerse un esguince en su tobillo, el base de los Detroit Pistons anotó 25 puntos en el tercer cuarto, rompiendo el récord de punto en un mismo cuarta a una pierna.

CON UNA SOLA PIERNA.

Michael Jordan lo hizo en el sexto partido de las Finales de la NBA de 1997. El el "Partido de la Gripe", Jordan en sus propias palabras: "Jugué al borde del desmayo solo por ganar un partido de baloncesto". Consiguió imponerse a la barrera del dolor para anotar 38 puntos, recoger 7 rebotes, repartir 5 asistencias y recuperar el balón con 3 robos. Escandalosamente bueno.

ESCANDALOSAMENTE BUENO.


Giorgio Chiellini también lo hizo. Esto es lo que hace a Chiellini uno de los mejores, sino el mejor, central de la década. Chiellini, por encima de otros jugadores en los últimos diez años, puede hacer cuanto quiera gracias a sus ganas de ganar. 

¿Poner su cuerpo delante de cada chute venenoso? Hecho.

¿Cabecear cualquier acción a 18 metros (dimensión del área) de la portería? Hecho.

¿Saltar a por el balón al 50/50 en el que 100% seguro va a salir mal parado? Hecho

Lo que sea. Si sirve para que la Juventus e Italia ganen, él lo hará.

En un exorbitante número de 507 partidos jugados con los bianconeri, Chiellini se ha abierto la cabeza, roto la nariz, hecho daño en su rodilla, tobillo, abdominales y pese a ello jugó. Jugó al máximo nivel. Llevó a su equipo a la victoria. La foto refleja un claro ejemplo de lo mencionado.

FBL-EUR-C1-JUVENTUS-REALMADRID

Su cabeza ensangrentada y, pese a ello, liderando a la Juventus a ganar una semifinal contra el Real Madrid en Liga de Campeones. Hay millones de fotografías como esta, con Chiellini jugando con dolor, dando absolutamente todo de su cuerpo, alma y espíritu por su club. El nivel de compromiso de Chiellini por la causa es una de las razones clave para entender los ocho Scudettos, cuatro Copas de Italia y haber sido dos veces finalistas de la Champions League en el ámbito de la Juventus.

Este enorme nivel de compromiso es la causa por la que Giorgio Chielline es lo que es, ha sido lo que ha sido y volverá a ser lo que es cuando supere su lesión en el ligamento cruzado. Uno de los mejores.


 20. Robben, el holandés volador que se convirtió en la leyenda del Bayern

19. Mohamed Salah: el faraón que explotó en Roma, se ganó a Liverpool y conquistó Europa

18. Sergio Agüero: el hombre que pintó Manchester de azul con su fútbol

17. Manuel Neuer: La leyenda del Bayern de Múnich y de Alemania que revolucionó la portería

16. Eden Hazard: el brillante belga que cautivó a los fanáticos de todo el mundo

15. Zlatan Ibrahimovic: El hombre que no necesita presentación  

14. Toni Kroos: el subestimado talento del siglo que siempre estuvo donde tenía que estar

You May Like