By 90Min
October 16, 2019

Nuevamente las cosas se ponen turbias en Cruz Azul, pues el conflicto entre los elementos de la directiva sigue dando de qué hablar, sobre todo ahora que Víctor Garcés dio a conocer que siempre ha sido parte de la directiva, lo mismo que su padre, así que no está dispuesto a ceder terreno pese a que la Liga MX y el presidente Enrique Bonilla lo desconocen totalmente.



Todavía no se sabe las consecuencias que pueda tener este conflicto de intereses entre Guillermo Álvarez, presidente, y Víctor Garcés, vicepresidente, quien ya hasta ha demandado al primero para que rinda cuentas; esto al final seguramente, quieran o no, desestabilizará al equipo en el aspecto deportivo al generar cierta confusión sobre quién realmente está al mando, algo que no acaban de entender ni los medios de comunicación, ni la afición, ni la misma Cooperativa de Cruz Azul, así que todo deberá arreglarse desde adentro.

Lo que es un hecho es que se tirarán con todo dentro de La Noria y este nuevo espectáculo seguro durará largo tiempo porque la liga está acostumbrada a tener temas controversiales empezando por los adeudos a jugadores, el sistema de descenso, quiénes pueden ascender y quienes no, los promotores, cambios constantes de técnicos, entre otras cosas.



Debemos admitir que es un verdadero revoltijo lo que sucede en la cúpula celeste, pues Garcés realmente parece qué no sabe lo que quiere, primero demanda a Billy por tantos años en el cargo de presidente y después indica que anhela que continúe su puesto ya que lo defiende de otros miembros de la cooperativa que lo quieren fuera, así que la pregunta queda en el aire, ¿cuál es su verdadero propósito? Ya mencionó que no quiere ser presidente, lo que sí desea hacer es dar de baja a todos los futbolistas ya que son los culpables de los fracasos del club, que por más estrategas que han traído ninguno ha podido dar el anhelado título.

De los directivos de La Máquina ya se puede esperar lo que sea, pues continuamente han sido señalados por diferentes medios como lavadores de dinero y 'tranzas', tomando como referencia que apenas la semana pasada también apareció una nota del Seminario Eje Central para mencionar que ellos mismos se han hecho millonarios gracias a las finales que pierde su escuadra; pensando en eso, quizá están tramando alguna estrategia o algo más turbio, pero sólo el tiempo va a desenmascarar lo que pasa, además que la mala situación del club viene desde hace unos años atrás.



Como bien se mencionó el único afectado será el conjunto celeste, que perdió una parte importante de su esquema que era Ricardo Peláez, que como director deportivo aportó mucho a la causa, volvió a hacer protagonista al equipo, lo llevó a una final, alzaron una Copa MX, invirtieron en jugadores y les cambió por un momento la cara a pesar de años malos donde ya ni siquiera figuraban en el campeonato, falta saber cuál será el siguiente movimiento, es decir, quién será aquel que trate de continuar el buen proyecto del Cabecita de Oro.

Finalmente, en lo que varios hinchas de Cruz Azul concuerdan es que lo mejor que les podría pasar sería la renuncia de Guillermo Álvarez y el resto de directivos para darle entrada a otros personajes que realmente anhelen sacar de su mal tiempo al club, que trabajen en lo más importante que es lo deportivo y no lo económico, pues tras haber probado tantos estrategas como directores deportivos quedó claro que el verdadero mal es la cabeza y si no se elimina, seguirá haciendo daño a todas las otras partes que lo vinculan.



¿Qué pasará con el cuadro celeste? ¿Algún día dejarán el poder los Álvarez y Garcés?

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like