By 90Min
October 16, 2019

30 puntos de 30 posibles, ese era el objetivo de Roberto Moreno en la fase de clasificación, pero la mini gira escandinava por Noruega y Suecia con dos empates no sólo ha frustrado los planes del entrenador sino que ha devuelto a la selección española a la realidad. Sí, La Roja consiguió el pase para la Eurocopa 2020 y las fases de clasificación están precisamente para clasificarse, pero tras lo visto en los dos últimos partidos España tiene que ser más contundente en las dos áreas si quiere optar a algo en el próximo torneo y más aún si aspira a ser una de las candidatas al título.


Desde hace unos años la evidente falta de gol le ha jugado más de una mala pasada a La Roja. En estos momentos España carece de un goleador y por más ocasiones que generen no hay alguien que empuje el balón al fondo de la porteríaÁlvaro Morata y Rodrigo Moreno, aunque anotase el gol que dio el pase a la Euro, tienen la pólvora mojada; Diego Costa ha desaparecido de las convocatorias y de cara a gol tampoco está acertado en los últimos partidos; Paco Alcácer está lesionado, y no hay un jugador al que se le caigan los goles de los bolsillos como les pasaba a Villa y a Torres.


El juego de España puede ser más o menos fluido, pero al llegar al área contraria les falta acabar las jugadas. Ni jugando con un delantero centro, con dos puntas o con falso 9 la selección española ha logrado solucionar sus problemas con el gol. Y si en el área rival a La Roja le cuesta mucho ver portería, en la suya propia no le están yendo mejor las cosas.

TF-Images/GettyImages

Cada vez que un rival les mete un balón a la espalda es sinónimo de peligro, cualquier equipo es capaz de crear una ocasión de gol, en los balones aéreos falta contundencia a la hora de despejar y cuando suben los laterales hay una falta de organización manifiesta que hace pillen al equipo con el pie cambiado. Y para colmo, a nivel individual hemos visto errores de jugadores impropios de futbolistas de su nivel que le han costado al equipo más de un disgusto.


España ha pasado de tener una de las mejores parejas de centrales del mundo con Ramos y Piqué a buscar un acompañante para el capitán, que aunque no está a su mejor nivel sigue siendo mejor que muchos de los que aspiran a conseguir esa vacante en el centro de la zaga.


Robert Moreno tiene trabajo por delante. Necesita encontrar un goleador y un central que trasmita seguridad defensiva para pulir los dos grandes defectos de esta selección. Una vez que la columna vertebral del equipo esté asentada ya sólo es cuestión de encajar las piezas y de organizarse sobre el terreno de juego para que el juego fluya.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like