By 90Min
October 16, 2019

Este martes continuaron las actividades de la Fecha FIFA, donde está incluida la Liga de Naciones de la CONCACAF, donde México recibió la visita de Panamá llevándose la victoria 3-1.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!



La realidad es que el compromiso dejó bastante que desear, pero al final lo positivo para el Tricolor es haber adquirido los tres puntos para encabezar su grupo por encima de los canaleros y Bermudas, a quienes volverá a enfrentar en la Fecha FIFA de noviembre.

Sin más preámbulos, en 90min les dejamos lo bueno, malo y feo del partido:


Lo bueno

El gol de Roberto Alvarado. Toda la primera parte del cotejo, el Tricolor dominó de principio a fin sin lograr hacer grandes jugadas ni reflejarlo en el marcador, pero al minuto 28' El Piojo y Rodolfo Pizarro se conectaron, aunque el último le dejó comprometida la pelota, el elemento de Cruz Azul se animó a amagar y eludir rivales para después batir al guardameta Luis Mejía con un fuerte disparo de zurda.



Cristián Calderón, Raúl Gudiño y Rodolfo Pizarro. Primero, el lateral del Necaxa volvió a demostrar que el puesto no le queda para nada grande pues varias veces llegó hasta el fondo para mandar centros en su respectiva banda sin olvidarse de la parte defensiva; el arquero de Chivas evitó que los hombres de Américo Gallego se fueran al frente con una atajada clave, después tuvo otras dos intervenciones para evitar el empate; finalmente, aunque su partido fue muy irregular, el elemento de Rayados pudo anotar el 3-1 definitivo, que le ayudará para volver a incrementar su confianza.

La diana de José Macías. Cuando el partido estaba empatado y no se encontraba por dónde anotar, Alvarado puso una asistencia el delantero de La Fiera, que sacó un potente disparo para adelantar de nuevo a los aztecas. Sigue con una buena racha y ahora con menos de diez minutos en el campo se puso el traje de héroe.




Lo malo

La pobre entrada en el Estadio Azteca. El inmueble esperaba una gran entrada para el compromiso, sobre todo que la parte inferior de las localidades estuvieran agotadas pero lució semivacío, quizá porque el espectáculo no era prometedor, aunque otra opción pudo ser por el costo de los boletos, ya que el más barato estaba en 250 pesos y el más caro en mil 800.



Carlos Salcedo. De nueva cuenta el actual monarca de la Liga MX con Tigres no tuvo un buen juego ya que entró con fuerza desmedida, perdió la marca y ayudó para el descuento de los panameños. Sigue sin hacer efectiva su dupla con Néstor Araujo en el fondo, a pesar de que Gerardo Martino los dejó ser titulares en los dos juegos de la Liga de Naciones, algo que seguramente no se repetirá en noviembre.

Hay que ser francos, por largos ratos el combinado azteca no jugó a nada, tuvo muchas imprecisiones a la hora de brindar pases, se dedicó muchas veces a los pases largos y profundos que fueron difícil de alcanzar, se perdió el balón con facilidad y algunos estaban perdidos en sus posiciones, demostrando que no todos tienen la facilidad de jugar en otros lados de la cancha.





Lo feo 

El autogol de Carlos Salcedo. La única llegada que tuvo Panamá en el primer tiempo terminó convirtiéndose en el empate debido a un exceso de confianza de Rodolfo Pizarro, que perdió la pelota cerca de los linderos del área, luego tras un centro por la banda derecha El Titán alcanzó a desviar el disparo cambiándole la jugada a Raúl Gudiño, que no pudo atajar y Alan Mozo tampoco pudo evitar que se fuera a las redes pese a su barrida.


Abdiel Ayarza y la lesión de Hirving Lozano. El mediocampista canalero ingresó en el segundo tiempo, pero para repartir hachazos, por lo menos unos seis, dos que eran de amarilla y otra hasta de roja, sin embargo, el cartón preventivo lo obtuvo hasta después de una falta sobre el ariete del Napoli, a quien también le dio un pisotón en el tobillo. El canterano de Pachuca no pidió su cambio, pero en menos de un minuto demostró que no podía seguir al dejarse caer en el área rival y abandonó en camilla para dejar su sitio a José Juan Macías.



You May Like