By 90Min
October 16, 2019

Lionel Messi ha recibido hoy su última Bota de Oro. El trofeo que entrega el diario Marca y la ESM (European Sports Media) al máximo goleador de las ligas  de Europa. Un galardón por el que pelean todos los jugadores del continente, aunque por coeficientes, es más fácil ganarlo si perteneces a una gran liga, pues los goles en esta valen por dos. Lionel Messi ya es un experto en levantarlo. Esta mañana ha levantado su sexta Bota de Oro. Dentro de sus propios registros, esta ha sido la cuarta en número de goles y media de gol por partido.

Quality Sport Images/GettyImages


Messi ha recibido el premio por haber sido el máximo goleador de Europa en competición liguera durante la temporada 2018-19. El futbolista del Barcelona terminó la competición con 36 goles en 34 partidos. 1,06 tantos por encuentro. Finalmente se impuso a Mbappé, su inmediato perseguidor, en parte gracias al Real Betis. Perforó la portería de los verdiblancos en 5 ocasiones.


A pesar de ellos, el argentino ha vivido temporadas en las que ha superado estos registros. Su temporada más goleadora fue la 2011-12. Se hizo con la Bota de Oro anotando 50 goles. Disputó 37 encuentros, por los que promedió 1,35 goles por partido. Atlético de Madrid, Mallorca y Racing de Santander recibieron cuatro goles del argentino. Su perseguidor fue Cristiano Ronaldo. No obstante, esta temporada no fue la de mejor promedio del blaugrana. En la siguiente, la 2012-13, la ganó perseguido por Cristiano Ronaldo y anotó 46 goles, cuatro menos que en la anterior… en 32 partidos. Marcó 1,43 tantos por partido. Aquella temporada Osasuna fue su víctima favorita.

LLUIS GENE/GettyImages


La temporada 2016-17 fue la otra en la que el argentino superó sus números actuales. Anotó 37 tantos, un tanto más que en la actual, en 34 partidos. Su media fue de 1,08 goles por encuentro, por lo que sí que mejoró en promedio y sus rivales favoritos Valencia, Leganés y, de nuevo, Osasuna.

Su primera Bota de Oro, 2009-10 y la penúltima, 2017-18, han sido las únicas en las que ha terminado la temporada con peores números. Aquel año 2010 la levantó con 34 goles en 35 partidos, 0,97 tantos por encuentro. Todavía parecía humano. La temporada pasada lo hizo con 34 tantos en 36 encuentros, de nuevo bajando del gol por partido (0,94 de media).

You May Like