By 90Min
October 19, 2019

En el partido que más llamaba la atención observar durante el inicio de la jornada 14 de la Liga MX entre Tigres y Veracruzdado lo acontecido en la semana con el conjunto del Puerto y sus constantes amenazas de no jugar si no se les pagaba a sus jugadores los más de 6 meses que se les debe, el capítulo fue aún más caótico de lo que se esperaba.

Luego de que el viernes por la tarde, el presidente de la federación, Yon de Luisa, y el de la Liga MX, Enrique Bonilla, dieran a conocer que la propia liga le otorgaría 18 millones de pesos a los jugadores para que empezaran a recibir el pago por sus servicios, Álvaro Ortíz, presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas, confirmó que era muy probable que los jugadores cesaran sus manifestaciones y jugaran ante Tigres, pero eso estaba lejos de ser cierto. 

A la hora del encuentro y tras una foto grupal entre todos los elementos, donde aparentaron unión, el conjunto de los Tiburones decidió no jugar durante los primeros 3 minutos como protesta ante la falta de pagos, pero el caos se desató cuando los dirigidos por el Tuca Ferretti, que habían acordado cederles únicamente un minuto para manifestarse, aprovecharon para hacerles dos anotaciones mientras el rival ni se inmutaba. 

Ante esto los jugadores del Veracruz comenzaron a dar patadas ante la poca solidaridad de sus compañeros de profesión, pero pasados los 3 minutos comenzaron a movilizarse y a jugar de manera natural.


El partido prosiguió y termino 3 a 1 a favor de los felinos, quienes de manera sarcástica fueron aplaudidos por los futbolistas del puerto jarocho por lo acontecido una vez que sonó el silbatazo final. 

Ya finalizado el partido, todas las partes dieron su opinión al respecto, pues mientras Fidel Kuri, presidente del club escualo, se mostraba desencajado y furioso, expresando que hubiera preferido que el equipo descendiera automáticamente en ese momento, los jugadores del Tibu salieron unidos en la conferencia de prensa, en la que Carlos Salcido fue el encargado de mandar el mensaje en el que exigían que les pagaran lo antes posible, además de mostrar su enojo ante el abuso del equipo rival, por lo que por su parte, Guido Pizarro, capitán de los Tigres, aprovechó para explicar como se dio el malentendido entre ambas escuadras, en lo que fue uno de los capítulos más vergonzosos en la historia del futbol mexicano.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like