By 90Min
October 20, 2019

Chile vive horas muy complicadas. Protestas en las calles por el aumento de tarifas, toque de queda, una ciudad militarizada y el fútbol suspendido. 

Los hechos de violencia son cada vez más fuertes y es un tema que también repercute en el fútbol sudamericano. El próximo 23 de noviembre, en el Estadio Nacional de Santiago, se jugará la final de la Copa Libertadores y comenzaron los rumores de un posible cambio de sede.


Según un informe del diario chileno El Mercurio, el partido podría no jugarse en Chile. Si bien todavía faltan 34 días, los dirigentes comenzaron a inquietarse y están empezando a analizar diferentes opciones.


Por el momento, desde Conmebol ratificaron el compromiso de jugar el partido como estaba pactado y lanzaron un comunicado oficial.  Allí también aseguraron que estudiarán la situación y tomarán una decisión en base a la seguridad de los clubes, jugadores, hinchadas y medios de comunicación.


El comunicado:

"CONMEBOL se encuentra evaluando y analizando junto a las autoridades locales los acontecimientos registrados en las últimas horas en Chile, y cómo ellos podrían afectar a la Final Única de CONMEBOL Libertadores programada para el próximo 23 de noviembre en Santiago de Chile.

CONMEBOL reafirma su compromiso de disputar la Final Única en la fecha, lugar y hora acordados inicialmente.

El análisis se continuará realizando y se tomará en cuenta la seguridad de los clubes, jugadores, hinchadas y medios de comunicación acreditados, para que el único protagonista sea el fútbol sudamericano, encuentro en el que se coronará al nuevo campeón continental".


You May Like