By 90Min
October 20, 2019

El Barcelona - Real Madrid de esta temporada va a traer mucho que hablar. Debido a la situación actual de la ciudad condal, en la que los disturbios están a la orden del día en las calles, el encuentro programado para el sábado que viene a las 13.00 horas tendrá que ser movido de fecha. Ambos clubes están de acuerdo en jugarlo el 18 de diciembre, y mañana el Comité de Competición dará a conocer la fecha exacta del encuentro

Carlos Alvarez/GettyImages

Sin embargo, LaLiga no está de acuerdo con esta fecha y si quisiera recurrir la hipotética decisión del Comité debería acudir a la justicia ordinaria. Todo ello en virtud del artículo 42 de los Estatutos de la RFEF: "Con independencia del ejercicio de las facultades disciplinarias que son propias de los órganos federativos de esta naturaleza, corresponden a la RFEF, por sí o a través del órgano en quien delegue, las siguientes competencias:


a) Suspender, adelantar o retrasar partidos y determinar la fecha y, en su caso, lugar de los que, por causa reglamentaria, razones de fuerza mayor, o disposición de la autoridad competente, no puedan celebrarse el día establecido en el calendario oficial o en las instalaciones deportivas propias. A los efectos que prevé el apartado anterior se solicitará informe previo de la LNFP, que no tendrá carácter vinculante"

El problema para LaLiga con el cambio de fecha llegaría con el mercado asiático. Estaba previsto que el partido se jugara a la 13.00 de la tarde para que tuviera un horario de visibilidad no solo en China, donde el organismo tiene acuerdos comerciales, sino también en Oriente Medio, Japón, Malasia o Australia entre otros. La fecha alternativa que propone LaLiga, el sábado 7 de diciembre, también permitiría jugar el partido a la 13.00, pero ni la Federación ni los clubes parecen estar por la labor.


TF-Images/GettyImages

Asimismo, La Liga puede atenerse al Real Decreto de Venta Centralizada, cuyo artículo 25 le otorga la facultad para fijar las fechas, horarios y sus modificaciones de las competiciones profesionales o al Convenio de Coordinación firmado con la RFEF. Todo con el fin de que se pueda ver en Asia, ya que el de vuelta queda fijado por Telefónica sí o sí a las 20.45 y no tendría tanta visibilidad en el continente.


OSCAR DEL POZO/GettyImages

Pase lo que pase al final, parece que el asunto va a traer cola. El encuentro más esperado del fútbol mundial podría suponer un nuevo capítulo de las disputas LaLiga-RFEF. Un capítulo que llegaría a los tribunales 


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


You May Like