By 90Min
October 21, 2019

Mañana el Real Madrid se juega media clasificación para los octavos de final de la Champions League ante el Galatasaray. Una final en toda regla para los blancos, que viajarán al siempre complicado Ali Sami Yen, ahora Turk Telekom, con tres ausencias destacadas: las de Lucas Vázquez, Bale y Modric.

Tres bajas que el conjunto blanco puede notar sensiblemente durante el partido de mañana. En primer lugar, porque son tres jugadores de ataque (Modric un poco menos quizá) y el Real Madrid volvió a demostrar en Mallorca, apenas hace 48 horas, una falta preocupante de potencial ofensivo, pues apenas inquietó la meta de Manolo Reina durante los 90 minutos.


David Ramos/GettyImages

Vamos por partes. En el caso de Bale es una baja que el Real Madrid puede acusar de cara a gol. El galés, si algo ha demostrado durante toda su carrera, es una facilidad tremenda para hacer goles. Técnicamente es un privilegiado y desde que llegó al conjunto blanco ha anotado una buena cantidad, 104 en seis años, lo que sale a 17 por temporada. El equipo español tiene que salir a atacar y ganar en Estambul, y sin Bale pierde un cañón en ataque.


Soccrates Images/GettyImages

Por otra parte está Lucas Vázquez. Lucas ha sido objeto de crítica en muchas ocasiones por los aficionados blancos, pero hay dos cosas que aporta el gallego que quizá se valoran menos porque no se ven tanto desde fuera. 


La primera es un gran trabajo defensivo. El volante hace siempre una gran cantidad de kilómetros en ataque y en defensa, y eso es algo que sus entrenadores siempre han tenido en cuenta


La segunda es su capacidad para dinamitar partidos desde el banquillo. En mi opinión, Lucas siempre ha sido un gran revulsivo desde que llegó al conjunto blanco y es una buena solución para partidos que se les atascan. Al no tenerlo en Turquía, los de Zidane pierden con él esa opción


Quality Sport Images/GettyImages

Finalmente el Real Madrid tiene la ausencia de Modric. Las bajas en el centro del campo este año se van a notar más que nunca, pues está más despoblado que otros años. Modric, al fin y al cabo, es el actual Balón de Oro y el jugador junto a Kroos que da sentido al juego del equipo. Al no estar el croata en el verde de Estambul, los blancos pierden capacidad creativa y con ello poder ofensivo, por lo que la importancia de la baja del croata es tan sensible o más que la de sus dos compañeros.


TF-Images/GettyImages

No obstante, a pesar de las bajas pienso que el Real Madrid tiene una plantilla con calidad suficiente para llevarse la victoria en el infierno turco. Los regresos de Hazard, Kroos o Carvajal son un alivio para los blancos y mañana pondrán en juego toda la carne en el asador. ¿Echarán de menos a los ausentes?


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!




You May Like