By 90Min
October 22, 2019

Una vez más la violencia volvió a empañar el futbol mexicano. El pasado domingo, en el juego entre Atlético San Luis y Querétaro, un sector de inadaptados de ambos clubes se enfrentaron entre sí en las tribunas del Estadio Alfonso Lastras.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

En los minutos finales del partido que era a favor de los Gallos por 0-2, las barras comenzaron a insultarse hasta que apareció la violencia física. Los grupos de seguridad se vieron superados y poco pudieron hacer ante los hechos.

En las imágenes captadas por la televisión, se ven a sujetos encapuchados con palos, tambos e incluso botellas de vidrio. En poco tiempo la cancha fue refugio para familias que presenciaban el partido, entre los que se encontraban niños que rompieron en llanto por el miedo.


Al minuto 84' el silbante Óscar Mejía suspendió el partido por los ataques en las gradas. Cabe señalar que algunos jugadores de Querétaro intentaron calmar la situación, aunque con poca suerte, ya que también fueron agredidos y tuvieron que ser resguardados en vestidores.

Un par de horas después de la campal, el equipo de los Tuneros envió un comunicado donde reprobaron los hechos registrados. Además de sentenciar que no se daría carpetazo y actuarían con mano firme.

Por otro lado, y conforme lo que dicta el artículo 50 del reglamento de sanciones de la Liga MX, se espera que el Atlético San Luis sería castigado con un mínimo de un juego de veto y una multa de máximo 2000 UMAS (168 mil pesos).

Asimismo, en el artículo 11 se estipula que "...el club sancionado jugará el siguiente partido en su estadio a puerta cerrada, o en el estadio que designe el club sancionado y que apruebe el órgano de gobierno competente de la Liga de que se trate...".  Por lo pronto, hasta el momento de redactar esta nota, aún no se toma una decisión al respecto. Seguiremos informando.

You May Like