By 90Min
October 23, 2019

Boca Juniors quedó eliminado de la Copa Libertadores de América al perder la serie de semifinales ante River Plate, su clásico rival, que continúa ganándole todos los enfrentamientos de la mano de su exitoso entrenador Marcelo Gallardo.


En este caso el director técnico "Xeneize" que fue víctima de la personalidad y el fútbol del equipo del "Muñeco" fue Gustavo Alfaro, quien en la conferencia de prensa post victoria 1 a 0 (en la ida había caído 2-0) se mostró muy dolido y puso en duda su continuidad al frente del plantel a partir de diciembre.

“El club está en una disyuntiva política, porque habrá elecciones a fin de año. Cuando dos meses atrás Nico Burdisso me habló de una renovación le dije que no era el momento. Cuando estás cómodo en un lugar, una charla puede durar 5 minutos. Ahora es tiempo de abocarnos al trabajo y hacer lo que tenemos que hacer. Ahora pienso en tratar de terminar con estos jugadores los partidos que faltan de la mejor manera posible y después irme a mi casa a recuperar mi vida”, disparó "Lechuga".

“Para mí fue un aprendizaje muy duro. No es fácil estar en este vestuario por las cosas que hay que soportar. Te pegan con bajeza y uno hace silencio. Agacha la cabeza para seguir trabajando. Siento que aprendí mucho en todo este tiempo y estoy muy orgulloso del plantel que tengo. Si esto es un fracaso, entonces Boca viene fracasando desde el 2007, cuando ganó la Libertadores por última vez. Pero no es así porque hubo proyectos muy buenos con el Vasco y Guillermo. Me siento orgulloso de haber estado todo este tiempo en Boca. Comparto lo lindo que es ser hincha de Boca, desde que llegue nunca escuche un reproche para ningún jugador”, cerró el DT. Clarito, ¿no?

You May Like