By 90Min
October 25, 2019

Ante los actos de violencia presenciados durante la jornada 14 del Apertura 2019 en el Estadio Alfonso Lastras, la Liga MX y la Federación Mexicana de Futbol, vetaron al estadio durante dos partidos, sin embargo, no tomaron acciones en contra de las aficiones, algo que la directiva del Atlético de San Luis sí se animó a hacer.

Luego de los incidentes presenciados en suelo potosino, la oportunidad estaba en pie para que Enrique Bonilla aprovechara lo acontecido y comenzara a ponerle un alto a las barras, su violencia y la cada vez menos capacidad de ir a disfrutar del futbol en familia en el país, sin embargo, el castigo quedó en algo meramente "local" castigando al Alfonso Lastras únicamente. 

La gran diferencia la hizo la directiva española del Atlético de San Luis, la cual podrá ser criticada por muchas cosas, incluso de cómo se dio el despido de Poncho Sosa hace unos meses, pero que ante estos acontecimientos no tratan de hacer como si nada pasó y prefieren dar la cara, asumir su responsabilidad y castigar a las barras prohibiendo por tiempo indefinido el acceso de los grupos de animación visitantes al estadio del cuadro rojiblanco. 

La Liga y la federación no se atrevieron a actuar y nuevamente tuvo que llegar un extranjero a demostrar cómo se tienen que hacer las cosas, castigando a los principales responsables, no sólo de esta pelea, sino de las últimas que han aparecido en el fútbol mexicano, además de dar un golpe de autoridad estableciendo un límite sobre lo que permitirán que suceda en su propio inmueble. 

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like