By 90Min
October 25, 2019

Flamengo y Gremio disputaron la vuelta de la segunda semifinal de la Copa Libertadores, donde el Fla se impuso por 5-0 y consiguió boleto a la máxima final del fútbol sudamericano ante River Plate, a disputarse el 23 de noviembre en Chile. El Barcelona, por su parte, aprovechó el evento y espió a dos futbolistas de su interés según informa Mundo Deportivo.

El primero es Rodrigo Caio, central del Flamengo, tiene 26 años, y fue fichado del São Paulo en 2018. Ha sido internacional con Brasil en la Copa Centenario de 2016 y fue parte del plantel ganador de la medalla de oro en los Olímpicos de 2016. Es el líder de la zaga del Mengão.


El otro futbolista es Everton, del Gremio de Porto Alegre, quien ya se reveló ante el mundo en la pasada Copa América, en la que Brasil conquistó un título que se le escapaba desde 2007. Con 23 años, mucho se habló el pasado verano de que el extremo daría el paso al fútbol europeo, con equipos como el Arsenal y el Nápoles interesados, pero finalmente se quedó en Brasil para terminar de disputar la Copa Libertadores.

MAURO PIMENTEL/GettyImages


Ramón Planes, quien trabaja con Eric Abidal en la secretaria técnica del Barça, se trasladó hasta el Maracaná, para presenciar el partido y para ponerle un ojo a estos dos futbolistas. El interés por Caio no es nuevo, ya que el futbolista estuvo a punto de firmar por el conjunto catalán el pasado mes de diciembre, tras la lesión de Umtiti, pero Valverde se decantó por Jeison Murillo. El central, incluso, fue el autor del quinto y último tanto del partido. Con respecto a Everton, el Barça no es el único equipo que lo tiene en observación, pero están conscientes de su potencial.

You May Like