By 90Min
October 25, 2019

El Wanda Metropolitano despidió entre pitos al capitán del equipo cuando Simeone decidió sustituirle. El cambio funcionó en mayor o menor medida pues ocho minutos después Álvaro Morata consiguió el solitario gol que dio el triunfo a los colchoneros ante el Bayer Leverkusen. El delantero español sabía dónde celebrar el tanto que les acerca a la siguiente ronda, al banquillo, junto a todo el vestuario, pero especialmente con Koke.

Quality Sport Images/GettyImages


Moratá remató, vio que el balón iba hacia el interior de la portería y amagó con llevarse las manos a las orejas para escuchar los aplausos y no los pitos. Un desafío que quedó en un mero amago porque el delantero ha madurado y sabe que la afición rojiblanca no atiende a afrentas pero si a los gestos de equipo. Eran muchos los que le criticaron, y critican, por su pasado madridista, pero fue el que mejor supo entender que los pitos no iban directamente a Koke, sino a todo un equipo que tiene cosas que mejorar.

Morata evitó el enfrentamiento, galopó por la banda y abrazó a Simeone, el timonel de el equipo, el primer señalado en los malos momentos, y después buscó al capitán para hacer lo mismo y mandar un mensaje claro a la grada: este equipo está más unido que nunca. La mejor respuesta posible a los que critican, a los que pitan, a los que quieren que el Atlético vuelva a ser el de hace no mucho, a los que quieren seguir disfrutando en el Wanda Metropolitano.

Quality Sport Images/GettyImages


Porque la afición colchonera no entiende de afrentas, entiende de compañerismo y compromiso, de pitar para motivar no para criticar, y ante eso la mejor manera de contestar es estando unidos. Los dos madrileños se fundieron en un abrazo que refleja perfectamente su amistad, su cariño, y el de todo el equipo. Y que les sigan pitando, que ellos siguen fuertes y el primero el capitán, porque se llama Jorge, le apodarán 'Koke', pero sigue siendo Resurrección. Por la que trabajan en el vestuario, la que ansían en la grada, la de Koke, la del Atlético.

You May Like