By 90Min
October 26, 2019

El domingo 20 de octubre se vivieron minutos de terror en el estadio Alfonso Lastras, del Atlético de San Luis, cuando aficionados de la porra de Querétaro comenzaron una trifulca masiva en las gradas con el clásico del centro como escenario.

La trifulca culminó con un veto al estadio por dos partidos y la expulsión por lo que resta del torneo a las llamadas "grupos de animación" de ambas escuadras; por lo que uno de los integrantes comentó en entrevista a Milenio, que la culpa la tenían los cuerpos de seguridad:

 "No hubo operativo. Estábamos ingresando, primero, los camiones con una sola patrulla y una moto".

Situación que alarmó a los simpatizantes del Querétaro, debido a la rivalidad que existe entre ambos equipos y la poca seguridad que sintieron en el inmueble, la cual fue reflejada minutos después cuando las autoridades locales no pudieron impedir la bronca en las butacas.

A esta situación respondió el gobernador de Querétaro, mostrando su apoyo a la directiva queretana de intentar quitar el veto a la porra de su equipo, alegando que la gente de su región es madura y familiar:

Image by Carlos Alberto Pérez


“Creo que la afición queretana se ha vuelto muy familiar, tenemos madurez. ¿Se va a dejar entrar a la porra? Por supuesto que se va a dejar entrar a la porra. Quienes ponen el ánimo a los partidos y quien contagia al estadio, pues es la porra” .

Eso comentó el gobernador, Francisco Dominguez Servién, tras la resolución de la Liga MX, aunque poco después aclaró que acatarán cualquier decisión del máximo órgano futbolístico del país, la Femexfut.

You May Like