By 90Min
October 27, 2019

El Señor de los Anillos es una de las mejores trilogías que jamás ha producido Hollywood. Todos vemos a sus actores en otras películas y les llamamos por el nombre de su personaje, por eso Frodo se ha hecho hooligan, Aragorn español y Legolas pirata. Otras muchas escenas de la película han pasado a la historia, desde el “y con mi hacha” de Gimli hasta las conversaciones consigo mismo de Gollum. También la despedida de Gandalf, frase que hoy podríamos aportar a Rakitic para animarle a hacer lo que debe, aunque pese en su corazón.

Michael Reaves/GettyImages


Rakitic debería marcharse con una frase algo parecida a la que el mago gris que se convirtió en blanco le dijo a sus buenos amigos Frodo Bolson y Samsagaz Gamyi. A más ver, mis valientes culés. Mi labor ha concluido. Aquí, a la orilla del Camp Nou, digo adiós a vuestra compañía. No diré que no lloréis, pues no todas las lágrimas son amargas. Con esta despedida, Rakitic culminaría su camino junto al Barcelona y se iría como un mago que ha sido capaz de producir armonía en el centro del campo y entre las líneas defensivas y atacantes del esquema de Valverde y Luis Enrique.

Su lugar ya no está en la Ciudad Condal. El simpático croata con acento andaluz ya ha hecho todo lo que debía de hacer con la elástica blaugrana y, aunque el barcelonista le estará eternamente agradecido, sabe que tiene que hacerle partir. El FC Barcelona, como club, no se ha portado bien con él. Año tras año, pese a ser comodín y pieza clave, le ha puesto en el mercado. Ahora, que ni tan siquiera entra en los planes de Valverde, es el momento de ponerse a sí mismo en la ventana de transferencias y salir del Camp Nou. A su paso, deja un bonito camino repleto de victorias y títulos. Rakitic ya ha llegado a Mordor, ya ha quemado el anillo en Orodruin.

You May Like