By 90Min
October 28, 2019

En pleno vuelo, el astro portugués que juega en Juventus venció a su hijo. ¿En qué? En un juego de mini-basquet, que consistía en embocar los balones en diferentes aros (impulsados por un pequeño trampolín).

Se sabe que Cristiano Ronaldo es un animal competitivo. Lo conocemos desde sus comienzos dorados en Manchester United, pasando por Real Madrid y actualmente en Juventus. Siempre fue un jugador al que le encantó estar entre los flashes del mundo debido a sus logros.

En esta ocasión, el perdedor no fue Barcelona, tampoco un importante elenco de Italia ni el Manchester City. ¡Fue su hijo! Y lejos de mostrarse más tranquilo, CR7 celebró la victoria en la cara del pequeño.

Pero, ¿a qué estaban jugando? Al mini-basquet. El momento lúdico consistió en embocar balones en diferentes "aros". ¿Cómo se hacía? Mediante un pequeño trampolín, y de acuerdo al sitio en donde caía la pelota era diferente la puntuación obtenida.

Cristiano sacó más puntos que el joven y, lejos de mostrarse sereno, realizó el famoso grito de guerra que lleva a cabo desde aquel Balón de Oro obtenido en el año 2014 cuando estaba palmo a palmo con Lionel Messi. ¡Este deportista no concibe ser derrotado ni en un viaje familiar!

You May Like