By 90Min
October 30, 2019

El Real Madrid resolvió el partido pronto, pero no cesó su fútbol y terminó condenando al Leganés con una manita. El estreno goleador de Jovic fue una gran noticia para los madridistas, pero el partido reservaba un detalle todavía mejor.

LO BUENO: El detalle de Sergio Ramos con Benzema

Soccrates Images/GettyImages


El Real Madrid sentenció el partido en los primeros diez minutos. Benzema tuvo gran parte de la culpa. El galo asistió a Rodrygo y Kroos para que marcaran desde el área pequeña. Tras esto, Sergio Ramos convirtió un penalti. A partir de ese momento, el partido fue un monólogo blanco con Benzema de protagonista. Lo intentó de todas las formas y colores, pero no entraba. Jovic ya estaba preparado para salir cuando derribaron a Modric en el área. Sergio Ramos le cedió el penalti al nueve blanco. Marcó y se marchó. Objetivo cumplido.

LO MALO: Isco sigue sin dar señales

OSCAR DEL POZO/GettyImages


Es cierto que Isco no tuvo demasiados minutos, pero el partido estaba para que el malagueño pudiera gustarse. Zidane le concedió 15 minutos para que volviera loca a la defensa pepinera y se ganara los aplausos del Santiago Bernabéu. No lo consiguió. Su actuación pasó desapercibida. Sigue sin ser relevante y su nombre, día a día, está más fuera que dentro.

LO FEO: El Leganés no fue rival

Quality Sport Images/GettyImages


La actuación del Leganés en el Santiago Bernabéu rozó lo inaceptable. Los pepineros no es que fueran inferiores a los blancos, es que no fueron rival. Mostraron una tediosa falta de fútbol, ritmo y carácter. Les faltaron ganas de luchar y permitieron que el Real Madrid regentara sin demasiados impedimentos la posesión. Uno de los partidos más plácidos para Courtois desde que llegó a Concha Espina.

You May Like