By 90Min
October 31, 2019

Era 21 de octubre del 2000. El FC Barcelona recibía en el Camp Nou al Real Madrid para la disputa de 'El Clásico'. La rivalidad más intensa del fútbol español viviría uno de sus capítulos más desagradables. La grada barcelonista recibió hostilmente a Figo, arrojándole todo tipo de objetos, después de que se marchara del Barça para firmar por el eterno rival. Diecinueve años más tarde, el portugués reconoce que esta situación le favoreció a nivel publicitario.

Getty Images/GettyImages

En cada balón que tocaba el '10' del club blanco casi 100 mil gargantas proferían silbidos e insultos ensordecedores. Pero sin duda, las situaciones más desagradables se vivieron desde las esquinas, donde el que fuera jugador azulgrana se disponía a sacar saques de esquina. Botellas, objetos e incluso una cabeza de cochinillo casi impactan en el jugador.


El luso habló de esta situación ante los medios en un acto y reveló lo que sentía en esa situación."Yo era el encargado de lanzar los saques de esquina y estaba concentrado porque quería hacer mi trabajo de la manera más profesional posible. Pero llegó un momento en el que no podía porque era tal la cantidad de objetos que caían que no sabría decir ni lo que era", reconoció Luis.

Getty Images/GettyImages

Sin embargo, no todo fue negativo, ya que una de las botellas que le lanzaron pertenecía a la marca para la que Luis Figo realizaba comerciales en esa época. "Lo único que recuerdo es que me vino bien. Por entonces, a mí me patrocinaba Coca-Cola y vi una botella en el césped y la cogí como si estuviera rodando un anuncio" comentó entre risas Figo, que supo aprovechar la coyuntura.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


You May Like