By 90Min
November 01, 2019

Hirving Lozano llegó este temporada al Napoli tras varios meses de incertidumbre y parecía que su incorporación al club sería benéfica para su carrera la cual podría tomar un rumbo aún más alto, especialmente después de su debut ante la Juventus, donde logró una anotación al ingresar de cambio, pero la realidad es que después de casi 3 meses, el mexicano no ha podido adaptarse ni al sistema de Carlo Ancelotti ni a las distintas posiciones que le han asignado.

El estratega italiano expresó, antes de la llegada de Lozano al cuadro napolitano, su gusto por contratar a un elemento tan plurifuncional, pero al parecer no entendió que las funciones del Chucky son mucho más explotadas cuando juega como extremo que de cualquier otra forma. 

El Napoli es un equipo lleno de figuras y tanto Lorenzo Insigne como José Callejón tienen ganada la titularidad jugando por las bandas, por lo que Hirving ha tenido que desenvolverse como delantero más veces de las que se le ha permitido jugar por los costados donde se siente más cómodo. 

Por si no fuera suficiente tener que acoplarse a una nueva liga mucho más competitiva y defensiva como la Serie A, y con un club que no es tan superior a sus rivales como lo era el PSV, el Chucky Lozano debe de aprender a jugar ahora mucho más como delantero fijo que como extremo y tratar de encontrar la forma de sacar a relucir sus capacidades en esta nueva posición, pues claramente su director técnico confía en convertirlo en el nuevo "nueve" del equipo. 

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like