By 90Min
November 03, 2019

Transcurridas solo 12 jornadas de Liga, cuesta recordar una temporada en la que el Barça haya acumulado ya a estas alturas 3 derrotas. El Barça, que acostumbra a cerrar los títulos casi desde el inicio, este año sigue líder - de momento y a la espera de lo que haga el Granada - pero ni mucho menos da la sensación de fiabilidad que antaño ofrecía.

Soccrates Images/GettyImages

En las tres derrotas de esta temporada, en el debut ante el Athletic, contra el Granada y ayer contra el Levante, hubo un denominador común: Busquets no contó para Valverde. Si bien no jugó nada contra Athletic y Granada, ayer ante el Levante sí que saltó al césped, pero para cuando lo hizo no cumplió - o más bien no pudo - manejar el partido como él solía hacerlo.

No deja de ser una paradoja. Es un hecho de que Busquets ya no ofrece su mejor versión y está lejos de ser el gran pivote defensivo que era y ya se está pidiendo que cada vez se le dosifique más, pero también lo es que el Barça le necesita casi tanto como a Messi.

Sin él, es como si el equipo se desmantelara. El Barça, que en la primera mitad aguantó el tipo pese a que el Levante puso en apuros la portería defendida por Ter Stegen, vio como en cuestión de minutos perdía el control por completo del encuentro y el Levante le metía tres goles, uno ya con el jugador de Badía del Vallés en el campo.

MICHAL CIZEK/GettyImages

Desde luego, Busquets no es la solución a todos los problemas, no ahora, pero sí que es un parche funcional que evitas problemáticas como esta. El Barça pierde su identidad si no controla el partido y tiene el balón, y eso solo lo remedia con Busquets en el campo. Puede parecer oportunista, pero no es casualidad que en los tres partidos que han perdido el mismo jugador no ha estado en el campo.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

You May Like